La Plaza Mayor de Madrid, casi desierta.

La Plaza Mayor de Madrid, casi desierta. EP

Macroeconomía SEGÚN DEUTSCHE

El coronavirus puede costar al PIB español este trimestre 250.000 millones

Un informe estima que el déficit alcanzará el 9,7% este año y la recuperación del último semestre no compensará las pérdidas actuales.

2 abril, 2020 02:22

Noticias relacionadas

¿Cuánto durará la cuarentena de la actividad económica? Aunque el periodo estimado del confinamiento ronda los dos meses, nadie se atreve a responder a esta pregunta con certeza a día de hoy. Sin embargo, en la respuesta está la clave para saber cuánto le costará a las arcas públicas la debacle, cómo deben planificarse las empresas para pasar este shock y cuánto perderá el PIB o lo qué es lo mismo, cuánta riqueza verán esfumarse los ciudadanos de los países más golpeados por el Covid-19.

"Trabajamos con distintos escenarios de impacto económico, en alguno de ellos la caída del PIB ronda el 10% en 2020. Pero tenemos que reformularlos cada día y los cambios son a peor", lamentaba este martes el presidente de AFI, Emilio Ontiveros, en una conversación con este periódico.

Esa estimación sobre la caída del PIB en 2020 no se aleja de otras publicadas en los últimos días. Un informe de Deutsche Bank al que ha tenido acceso Invertia estima en su escenario base que el parón por el coronavirus podría restar al PIB este año un 8,7% del PIB a España y hasta un 18,3% si la situación se prolonga más de lo esperado ahora.

El golpe duro vendrá en el trimestre que arrancó este miércoles, 1 de abril, en el que el banco alemán cree que el cierre económico para hacer frente al Covid-19 puede provocar una contracción del PIB del 20,1%, es decir, que tendría un coste de algo más de 250.000 millones de euros en tres meses. Eso sí, después se iniciaría una fuerte recuperación, aunque no lo suficientemente intensa para compensar ese golpe y cerrar el año en positivo.

Peor que la Eurozona

Con este dato, la economía española sería la que más sufrirá este año dentro de las grandes de la Eurozona, donde la caída será del 6,9% para el conjunto de los países. Y el déficit se disparará hasta el 9,7%, de acuerdo con el citado banco.

También desde Alemania se difundió este miércoles otro cálculo desalentador para España sobre hasta dónde podrá llegar el impacto. El Instituto de Investigación Económica de Múnich (Ifo) publicó un documento que estima que cada semana con la economía parada, España pierde entre un 0,8% y un 1,6% del PIB.

Esto significa que, en términos económicos, el coronavirus se come entre 10.000 y 20.000 millones de euros de la riqueza del país a la semana, cifra esta última que equivale a todo lo que produce en un año una comunidad autónoma como Navarra.

Sin los plazos claros

"Con la incertidumbre existente en estos momentos no es posible hacer previsiones sobre plazos e intensidad de la recuperación de la actividad. La paralización de las actividades no esenciales por dos semanas sin duda tiene un elevado coste económico", explica a Invertia el responsable del servicio de estudios de BBVA Research, Rafael Doménech.

Según sus estimaciones, cada semana de confinamiento total puede llegar a lastrar el crecimiento de la actividad entre 1,5% y 2,0% del PIB.

"La única esperanza es que esta medida [de endurecer la cuarentena] pueda acelerar la reducción del número de nuevos contagios, fallecimientos y sobreutilización del sistema sanitario, y que sirva para reabrir la actividad de las empresas cuanto antes, aunque sea de manera gradual", señala Doménech. En general, aumentar la intensidad y duración del periodo de confinamiento y parón de actividad nos acerca a los escenarios de mayor caída del PIB.

Como explicaba en su columna en este periódico el exministro de Industria, Miguel Sebastián, la vuelta de la actividad tras el duro confinamiento tendrá que hacerse de manera gradual.

El economista dibujaba un escenario en el que las fronteras permanecerían cerradas durante meses, lo que golpearía al turismo con fuerza en los meses posteriores a que España supere la dramática crisis sanitaria en la que está sumida. Esta situación podría ser devastadora para muchas comunidades autónomas que son altamente dependientes del turismo.

Fedea trasladaba el devastador escenario del coronavirus al empleo y concluía este miércoles que España podría perder de golpe 1,3 millones de empleos.

Difícil trance internacional

España no estará sola en esta fuerte debacle económica que un informe de McKinsey consultado por este periódico compara ya con la Gran Recesión. Según la citada consultora, el Covid 19 tendrá un impacto en el consumo muy pronunciado, con caídas de entre el 40% y 50% de lo que describe como "gasto en consumo discrecional", lo que representa un 10% del PIB en economías desarrolladas.

Este recorte del gasto de los consumidores, junto con otras consecuencias del cierre de la economía llevan a McKinsey a estimar que la caída del PIB anualizada que podría experimentar EEUU en el trimestre que acaba de arrancar podría situarse en la horquilla de entre el 25 y 30% del PIB.

La consultora considera que este golpe repentino que la economía dará al modelo de vida de los ciudadanos dará paso a un nuevo mundo con hábitos y prioridades diferentes.

Información sobre el coronavirus: