Imagen de archivo de un concesionario.

Imagen de archivo de un concesionario.

Macroeconomía Coronavirus

Moody's prevé una caída del 14% en las ventas mundiales de automóvil

Se trata de un descenso mucho más pronunciado que la disminución del 2,5% que la agencia había proyectado en febrero.

27 marzo, 2020 12:47

Las ventas de automóviles caerán un 14% este año en todo el mundo debido a la crisis que está provocando el brote de coronavirus, según un informe publicado este viernes por la agencia de calificación Moody's.

A medida que las consecuencias económicas de la pandemia del Covid-19 continúan empeorando, Moody's ha vuelto a rebajar su pronóstico global de ventas de automóviles, esperando que caigan un 14%, en lugar de un 2,5% como preveía en el mes de febrero.

"Ahora esperamos que las ventas de vehículos en todo el mundo caigan cerca de un 14% en 2020, un descenso mucho más pronunciado que la disminución del 2,5% que habíamos proyectado en febrero, principalmente debido a una fuerte caída en la demanda relacionada con el coronavirus", ha indicado el vicepresidente senior de Moody's, Falk Frey.

Así, la firma señala que será Europa occidental el territorio que registre una mayor caída de la demanda, por lo que las entregas se desplomarán un 21% este año, un dato mucho más bajo del pronosticado anteriormente por Moody's, que esperaba una disminución del 4%.

En China, las matriculaciones descenderán un 10%, unos siete puntos porcentuales más que la previsión anterior, que anticipaba una caída del 2,9%. La expectativas para Estados Unidos pasan de un descenso del 1,2% a una bajada del 15% este año, mientras que en Japón las ventas de coches descenderán un 8%, aunque Moody's preveía una subida del 0,4%.

Además, la perspectiva de la agencia de calificación sobre los fabricantes de vehículos y proveedores de componentes de Norteamérica y Europa sigue siendo negativa. Por ello, Moody's ha asegurado que los ingresos de los fabricantes norteamericanos de componentes se reducirán "drásticamente".

Para 2021, la agencia de calificación ve "probable" que se produzca un repunte de las ventas, pero la fortaleza de la recuperación dependerá de cuán pronto el brote de coronavirus alcance su punto máximo en los mercados clave y la velocidad de recuperación del consumidor.