Manifestación de funcionarios que se celebró el pasado sábado en Madrid.

Manifestación de funcionarios que se celebró el pasado sábado en Madrid. Jesús Hellin / Europa Press

Empleo

Sánchez ofrece a los funcionarios cobrar un 8% más en tres años y trabajar un 6% menos

Pese a que los sindicatos valoran que el primer contacto con el Gobierno ha sido positivo, consideran "insuficiente" la oferta. 

29 septiembre, 2022 03:03

La negociación ha empezado. El Gobierno ha puesto sobre la mesa su primera oferta de subida salarial a los funcionarios públicos, una que aborda varios años. El Ministerio de Hacienda y Función Pública ha ofrecido a los sindicatos un incremento del 8% entre 2022, 2023 y 2024. Además, ha planteado una reducción de la jornada laboral del 5%, hasta las 35 horas. Sin embargo, la oferta es insuficiente, según los sindicatos. 

En el caso de las subidas salariales, la oferta de Hacienda es sumar el 2% que ya se ha subido en 2022 a un 6% adicional hasta 2024. ¿Cómo se repartiría? A lo ya subido al salario de este año, Hacienda sumaría un 1,5% adicional que sería retroactivo para todo el año

Si la oferta del Ministerio acabara en el Boletín Oficial del Estado, en 2023 los salarios públicos subirían un 2,5% y en 2024 un 2%. María Jesús Montero aspira a lograr un acuerdo salarial plurianual, como el que aprobó Cristóbal Montoro hace unos años. 

[Así será el teletrabajo de los funcionarios: tres días a la semana pero solo para quien los ministerios decidan]

A la oferta ha sumado un ingrediente inesperado, aparte de una mejora del teletrabajo: la reducción de la jornada laboral semanal, que pasaría de las 37,5 horas a las 35. Eso supone una reducción de más del 6%. 

La rebaja de las horas laborales encaja en las reclamaciones de los sindicatos. Esta propuesta supone revertir el incremento de jornada laboral que se aplicó entre 2009 y 2011 a todos los funcionarios (primero a los del Estado y luego a los de las comunidades autónomas y ayuntamientos). 

Pero estas cifras no han asombrado a los sindicatos. Tanto CSIF como CCOO y UGT consideran que la oferta de Hacienda es un buen primer paso, pero la consideran "insuficiente". ¿A qué aspiran? A que cuando termine el periodo plurianual negociado los funcionarios no hayan perdido poder adquisitivo... e incluso recuperen parte de la capacidad de gasto perdida en la última década. 

Por lo pronto, los sindicatos reclaman, además, cláusulas de revisión salarial vinculadas a la subida del IPC. Es decir, algo similar a lo que los trabajadores exigen en el sector privado, en el ámbito del  Acuerdo Nacional del Empleo y para la Negociación Colectiva (AENC)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. EP

El Gobierno ha indicado que el salario de los funcionarios (igual que la subida del salario mínimo interprofesional) jugará un papel relevante en el pacto de rentas que intenta negociar con sindicatos y patronal. De hecho, el caso de los funcionarios y lo que se cierre con ellos podría ser un 'modelo' para el sector privado, indican fuentes cercanas a la negociación. 

Con todo, las cifras ofertadas por Hacienda están lejos de cubrir la inflación, al menos la de 2022. Se espera que el año acabe con una subida de precios media de entre el 8% y el 9%. Y cabe recordar que el Plan de Estabilidad enviado por el Gobierno a Bruselas recoge el compromiso de que el salario de los funcionarios suba de acuerdo al IPC a partir de 2023

Peso

El peso de las remuneraciones de los empleados públicos en las cuentas públicas no es menor. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el gasto en salarios en el sector público, más sus correspondientes cotizaciones sociales, batió récords en 2021 hasta rozar los 150.000 millones de euros. 

Es decir, que si hasta 2024 se elevan los salarios de los funcionarios un 8%, el gasto se podría elevar alrededor de 11.760 millones de euros, un incremento que a partir de ese año sería estructural. 

De hecho, la cifra de funcionarios, según los datos estatales, está en cotas históricas. En enero de 2022, en España había 2.717.570 trabajadores públicos

Clasificados por administración, 513.721 dependen del Estado (19%), 1.611.697 de las comunidades autónomas (59%) y 592.152 de las entidades locales (22%). 

Por otro lado, y según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), un 17% de los asalariados en España trabajan en el sector público. ¿Esto es mucho o poco? En realidad, es lo normal. Nuestro país está dentro de la media de la Unión Europea, según Eurostat. 

De hecho, las proporciones más altas de empleados públicos son las de Suecia (29% del empleo total), Dinamarca (28%) y Finlandia (25%).