José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Empleo

El 10% de los trabajadores que cotizan en la Seguridad Social, casi dos millones de personas, estuvo de baja por ómicron

La tendencia ya ha comenzado a declinar, según  Escrivá. 

21 enero, 2022 15:58

Noticias relacionadas

La extensión de la pandemia de la covid-19 en las últimas semanas provocó que hasta el 10 % de los cotizantes a la Seguridad Social -es decir, casi dos millones de trabajadores- llegaran a estar de baja por esta causa, aunque esta tendencia ya ha comenzado a declinar, según el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.

Así lo ha indicado el ministro, según EFE, en la rueda de prensa que ha concedido junto al presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón, tras firmar un convenio para un proyecto piloto de inclusión digital para los beneficiarios de rentas mínimas.  Escrivá ha incidido en que en los últimos días ya se ha constatado que se habían alcanzado las cifras máximas y se prevé, por lo ocurrido en olas anteriores, que haya un proceso "muy rápido" de recuperación de la actividad.

Los últimos datos facilitados por el Ministerio señalaban que el número de bajas laborales iniciadas en el mes de diciembre se disparó hasta superar los 240.000 procesos (hasta el 23 de diciembre), más del triple que en noviembre, cuando se contabilizaron 75.800 tramitaciones. 

Baja y alta

Según el ministro, todos los sistemas de salud, incluido el de Madrid, cuentan con una normativa que permite emitir la baja y el alta simultáneamente para cuatro días, una posibilidad, ha apuntado, que está pensada, por ejemplo, para el periodo de recuperación tras una operación.

Lo que se ha implantado ahora ante la sexta ola de la pandemia, ha apuntado, es la posibilidad de agilizar los procesos administrativos en el ámbito de los servicios de salud autonómicos para emitir una baja y, a la vez, programar una baja "condicionada a que se materialicen determinadas condiciones sanitarias.

Se trata, ha subrayado, de "una cuestión informática" que facilita el procedimiento administrativo pero sin que la baja y el alta se envíen simultáneamente a la Seguridad Social.