Un hombre sale de una oficina de empleo, en Madrid.

Un hombre sale de una oficina de empleo, en Madrid.

Empleo

El Gobierno insiste en vincular los ERTE Covid a la formación de trabajadores y no hay acuerdo para la prórroga

El Gobierno plantea más exoneraciones para las empresas con formación; los sindicatos piden que se amplíe plazo hasta el 31 de marzo de 2022.

26 septiembre, 2021 20:22

Noticias relacionadas

Tras varias horas de reunión en la tarde de domingo, sigue sin haber acuerdo para prorrogar los ERTE motivados por la Covid-19. El principal escollo para el desacuerdo continúa siendo la formación de los trabajadores. En este caso, empresas y sindicatos coinciden en que no hay tiempo suficiente para ejecutar el plan correctamente.

Así lo atestiguan fuentes sindicales presentes en la reunión de urgencia de la mesa para el Acuerdo Social por la Defensa del Empleo, que ha sido convocada por el Ministerio de Trabajo. En esta ocasión, sí ha estado presente el secretario de Estado de Seguridad Social, Israel Arroyo.

“UGT apuesta claramente por la formación de la personas trabajadoras en situación de ERTE, pero insiste en el hecho de que la premura de esta prorroga impedirá implementarse con las garantías suficientes, por lo que de mantenerse en el texto deberá ampliarse el plazo para su desarrollo eficaz. Por ello, hemos pedido que se amplíe el plazo hasta el 31 de marzo de 2022”, ha sido la postura de uno de los sindicatos mayoritarios involucrados.

El Gobierno ha planteado este domingo a los agentes sociales un nuevo esquema para extender los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) en el que ofrece exoneraciones a la Seguridad Social de mayor cuantía para aquellas empresas que den formación a los trabajadores suspendidos de empleo.

En concreto, según fuentes de UGT, se les ha convocado a una reunión de urgencia esta tarde en la que el Ejecutivo ha ofrecido, dentro de los ERTE de limitación de actividad, exenciones del 20% para empresas de más de 10 trabajadores que no ofrezcan formación a sus empleados y del 50% si imparten acciones formativas.

Para las empresas más pequeñas, de menos de 10 trabajadores, estas exoneraciones alcanzarían el 50% sin formación y el 70% con formación.

Impedimento de actividad

En los ERTE de impedimento de actividad, las exoneraciones para todas las empresas serían del 100% en todos los casos, según la propuesta planteada por el Gobierno.

Para poder acogerse a estas exenciones en sus cuotas, las empresas tendrán que dedicar 30 horas de acciones formativas en el caso de las de 10 a 49 trabajadores y 40 horas en las que tengan plantillas superiores (50 o más trabajadores).

Según las fuentes sindicales, CEOE y CEPYME han mostrado su rechazo al sistema de exoneraciones vinculado a la formación, tanto en los ERTEs de limitación como en los de impedimento.

Este nuevo esquema de ERTE entraría en vigor el 1 de noviembre y estaría en vigor hasta el 31 de enero. Entre el 30 de septiembre y el 31 de octubre se mantendría la regulación actualmente en vigor, ya que la idea es que la prórroga de los ERTE se haga esta vez con dos vigencias diferentes.

Gobierno y agentes sociales volverán a reunirse mañana para tratar de cerrar el acuerdo.