Innovadores

Este dispositivo español te permitirá controlar con tu mirada desde un ascensor hasta un cajero

Desarrollado por Irisbond con algoritmos avanzados de IA, se diferencia de su competencia por funcionar con todos los sistemas operativos

17 noviembre, 2020 14:39

La startup española Irisbond ha creado un software de eyetracking de fabricación y desarrollo cien por cien español en un dispositivo bautizado como Hiru. Se trata de un dispositivo multiplataforma, es decir capaz de funcionar con todos los sistemas operativos y en todos los dispositivos, desde un ordenador o una tableta, hasta un cajero automático o un ascensor.

¿Y para qué sirve esta tecnología? Para poder comunicarse con el entorno sin necesidad de tocar nada. Gracias a la tecnología de seguimiento ocular (eyetracking), que cuenta con unos avanzados algoritmos de software basados en inteligencia artificial, junto con el hardware, para ‘traducir’ e ‘interpretar’ la mitrada del usuario y ofrecerle acceso a la información del dispositivo con el que interactúa y un control total de forma natural, intuitiva y, sobre todo, con las manos libres.

Eduardo Jauregui, CEO y cofundador de Irisbond, explica a Innovadores, la aplicación de esta tecnología en la lucha contra la Covid-19 para tratar de frenar la propagación, ya que facilitará al usuario el no tener que tocar las cosas para controlarlas. “Hiru permite integrar esta tecnología para manejar un ascensor con la mirada sin tener que pulsar el botón o sacar dinero de un cajero automático con los ojos sin pulsar las teclas”.

Aunque esto pueda parecer ciencia-ficción, la tecnología ya permite hacer todas estas cosas, pero al tratarse de algo “tan disruptivo”, puntualiza Jauregui, “hay que educar al mercado para que las personas adopten como algo natural poder manejar con la mirada objetos de su entorno”.

Esto va a llevar un proceso de tiempo, augura el CEO de Irisbond, que incide en que el contexto social en el que estamos inmersos por la crisis sanitaria por la Covid-19 va a “acelerar” esta adaptación.

Además, destaca la disrupción que supone esta tecnología en el sector del neuromarketing para poder “analizar hacia dónde mira un usuario para analizar sus comportamientos” en los procesos de compra, por ejemplo, y poder así realizar anuncios personalizados. “Será un mercado muy importante”, vaticina Jauregui.

Asimismo, también ve próxima su implementación en la llamada Industria 4.0, ya que permitirá al operario “poder acceder a la información de una pantalla sobre el proceso en el que está trabajando aunque tenga las manos ocupadas en la línea de montaje o manchadas”. Con Hiru, subraya Jauregui, solo necesitará dirigir la mirada hacia la pantalla para poder controlarla. “Así se optimizan los procesos y se reducen los costes, al mejorar en eficiencia”, ya que no necesitará parar la línea de producción.

Ciberseguridad y privacidad

Jauregui explica que poder implementar su tecnología utilizan “imágenes del usuario, en concreto de la cara, para poder modelizar y sacar sus puntos característicos” y así sus algoritmos de IA pueden trackear su mirada.

Irisbond encripta esta información y no se realiza “ningún tipo de matching entre los puntos de la cara que emplea el algoritmo y el usuario en concreto”, además, “estos datos se anonimizan” para mantener la privacidad de los datos. “No necesitamos identificar más puntos biométricos”, asegura Jauregui.

Acuerdos y mercado

Así, Irisbond está cerrando, en estos momentos, acuerdos para la aplicación de su tecnología con empresas de diversos sectores como neuromarketing, automoción, investigación, industria 4.0, smart homes, robótica, salud. o educación.

En concreto, este dispositivo se pondrá a la venta al público a partir del próximo mes de enero, pero ya se puede reservar.  

Se estima que el mercado de eyetracking crezca de los 368 millones de dólares en 2020 a 1.098 millones de dólares en 2025, triplicándose en solo cinco años. La demanda está aumentando, sobre todo, en los sectores del marketing y el sanitario.

Colaboraciones Irisbond colabora con el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) para investigar técnicas que perfeccionen sus algoritmos, y fue una de las 8 startups becadas por el Cambridge Innovation Center (CIC). Además, ha sido galardonada en diferentes premios como Europa accesible: TIC 4 ALL o el Premio Discapnet de la Fundación ONCE a las Tecnologías Accesibles.