Imagen de archivo del logo del euro.

Imagen de archivo del logo del euro.

La tribuna

El euro digital sigue ganando 'momentum'

4 agosto, 2021 01:22

Hay ya pocas dudas de que el euro digital será pronto una realidad. A pesar de los retos que quedan aún por resolver en esta "fase de investigación formal" ahora iniciada, el BCE prevé que este periodo de preparación dure mucho menos que los diez años que se tardó en preparar la versión analógica del euro, utilizado "en la sombra" para la liquidación y los pagos electrónicos a partir del 1 de enero de 1999, tres años antes de que comenzara la emisión de billetes y monedas.

En octubre de 2020, el BCE publicó un primer informe y, desde entonces, ha estado probando opciones de tecnología e infraestructura que puedan facilitar la emisión del euro digital en consonancia con los objetivos del Eurosistema de estabilidad monetaria, integridad, seguridad y -como nuevo requisito específico de que la moneda sea digital- confidencialidad.

Es importante señalar que el euro digital no será un criptoactivo, ya que no es un token ni constituye dinero electrónico emitido por entidades privadas supervisadas. Esta es la principal diferencia: los criptoactivos son una representación digital de un valor o derecho que puede transmitirse y almacenarse electrónicamente mediante el uso de la tecnología "blockchain".

El BCE describe el euro digital como una forma de dinero emitido por el banco central libre de riesgo, una representación digital del efectivo emitida exclusivamente por el BCE y los bancos centrales nacionales y que siempre permanecerá bajo su responsabilidad.

Al igual que con el euro "analógico" existente, el BCE se responsabiliza de garantizar la estabilidad del poder adquisitivo del euro digital mediante la aplicación de su política monetaria. El término común para este tipo de moneda es "CBDC" (Central Bank Digital Currency).

Es importante señalar que el euro digital no será un criptoactivo, ya que no es un token ni constituye dinero electrónico emitido por entidades privadas supervisadas

La solución de infraestructura tecnológica que finalmente elija el BCE dependerá también de otros factores. Podría, por ejemplo, emplear el actual sistema digital de transacciones monetarias del banco central, que viene utilizando para las transacciones desde 2008. Sin embargo, esto le impediría aplicar un modelo basado en cuentas en el que los usuarios finales tengan sus cuentas en una infraestructura centralizada del Eurosistema, ya que sería imposible procesar el extremo volumen de pagos únicos.

Sin embargo, un enfoque centralizado basado en cuentas proporcionadas directamente a los clientes minoristas por el Eurosistema no sería acertado, ya que perturbaría considerablemente los negocios de los bancos comerciales, algo que afectaría a la estabilidad financiera: obligaría a los bancos a asumir activos más arriesgados, a frenar los préstamos y a depositar más fondos en el BCE, afectando indirectamente a los mecanismos de préstamo y deuda del sector privado y afectando enormemente al balance del BCE.

Por todos estos motivos, el BCE actuará con mucha cautela en lo que respecta a la cuota de operaciones de pago que el euro digital puede asumir o en lo que respecta a los fondos máximos que un individuo puede tener en una cuenta.

A falta de conocer el marco legal que definirá la creación del euro digital, el desarrollo de la arquitectura final será un proceso muy interesante de seguir

Entre los compromisos adquiridos por el BCE para garantizar la estabilidad y la seguridad de todo el proceso se incluyen el de la neutralidad del mercado del euro digital, la asunción del principio básico de accesibilidad equitativa en toda la zona del euro y requisitos que garanticen la competitividad de la divisa digital, resistencia, seguridad, coste y eficiencia ecológica, así como medidas que eviten que se convierta en un vehículo de inversión en lugar de un medio de pago.

A falta de conocer el marco legal que definirá la creación del euro digital, el desarrollo de la arquitectura final será un proceso muy interesante de seguir. El BCE ha indicado que podría utilizar TIPS (transferencias bancarias instantáneas) para proceder a los pagos al por menor basados en el euro digital y que los bancos centrales nacionales ya están empleando.

Esto sugiere que las infraestructuras descentralizadas -las denominadas infraestructuras de mercado DLT en el marco del régimen piloto DLT- podrían muy pronto desempeñar un papel muy importante en la liquidación de las operaciones, así como en la gestión de las garantías, los préstamos de valores o las operaciones de recompra o en el procesamiento del servicio del pago muy pronto.

*** Thibault Gobert es ejecutivo de ventas en Spectrum Markets

Ahora en portada

Enrique Dans, profesor de IESE.

Adiós, Deliveroo…

Anterior
Isidro Fainé y Francisco Reynés.

El Gobierno protege a Fainé y avala el plan de Reynés al aprobar la opa sobre Naturgy

Siguiente

EL ESPAÑOL

Operar con instrumentos financieros o criptomonedas conlleva altos riesgos, incluyendo la pérdida de parte o la totalidad de la inversión, y puede ser una actividad no recomendada para todos los inversores. Los precios de las criptomonedas son extremadamente volátiles y pueden verse afectadas por factores externos como el financiero, el legal o el político. Operar con apalancamiento aumenta significativamente los riesgos de la inversión. Antes de realizar cualquier inversión en instrumentos financieros o criptomonedas debes estar informado de los riesgos asociados de operar en los mercados financieros, considerando tus objetivos de inversión, nivel de experiencia, riesgo y solicitar asesoramiento profesional en el caso de necesitarlo.

Recuerda que los datos publicados en Invertia no son necesariamente precisos ni emitidos en tiempo real. Los datos y precios contenidos en Invertia no se proveen necesariamente por ningún mercado o bolsa de valores, y pueden diferir del precio real de los mercados, por lo que no son apropiados para tomar decisión de inversión basados en ellos. Invertia no se responsabilizará en ningún caso de las pérdidas o daños provocadas por la actividad inversora que relices basándote en datos de este portal. Queda prohibido usar, guardar, reproducir, mostrar, modificar, transmitir o distribuir los datos mostrados en Invertia sin permiso explícito por parte de Invertia o del proveedor de datos. Todos los derechos de propiedad intelectual están reservados a los proveedores de datos contenidos en Invertia.

© 2021 El León de El Español Publicaciones S.A.