Se siguen conociendo casos de nuevos afectados y contagios del coronavirus (2019-nCoV) procedente de Wuan, China. Aunque la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (SEMPSPH) asegura que “existe un muy bajo riesgo de que se produzcan casos en España”, se han comenzado a compartir medidas para prevenir el coronavirus a riesgo de que pueda haber contagios cercanos, dado que ya se han confirmado afectados en la Unión Europea y no se descarta la sospecha de casos importados, aun cuando se están implementando muchos controles en los aeropuertos y fronteras.

Puesto que se ha confirmado que la transmisión del virus puede darse de persona a persona a través de contacto y mediante gotas de flugge (mocos, saliva y secreciones respiratorias al toser o estornudar), la OMS (Organización Mundial de la Salud) y la SEMPSPH han puesto a disposición de los ciudadanos a través de sus páginas web una serie de consejos y medidas preventivas para evitar este virus y, en general, el contagio de enfermedades infecciosas.

Las más básicas empiezan por evitar el contacto directo con personas que padezcan infecciones respiratorias agudas, lavarse las manos frecuentemente e insistir en esta práctica cuando se ha tenido relación directa con una persona enferma o alguien de su entorno. Puedes hacerlo de la forma tradicional con agua y jabón, o recurriendo a geles desinfectantes o a toallitas de alcohol desechables.

También recomiendan evitar acercarse a animales salvajes o de granja sin protección. El uso de mascarillas se ha disparado dado que es un remedio para evitar entrar en contacto con posibles agentes contaminantes, sobre todo en entornos con masificaciones de gente como el transporte público. Si decides usar este método, recuerda que para que sea efectivo debes desechar la mascarilla cuando esté muy húmeda, nunca volver a usarla, y en el caso de las de tela, lavarlas correctamente antes de volver a ponértela

De igual modo, si alguien empieza a experimentar síntomas de una infección respiratoria debería tomar precauciones como mantener una mínima distancia con los demás (aconsejan un metro), lavarse las manos con frecuencia y después de toser o estornudar, acción en la que se debe cubrir nariz y boca con ropa o pañuelos desechables.

También en este casco como en el resto de enfermedades infecciosas, es altamente recomendable renovar el aire de la estancia donde se encuentre la persona con posible infección respiratoria, abriendo las ventanas durante unos minutos.

Aunque aún no se ha confirmado con exactitud este hecho, considerando la posibilidad de la trasmisión por ingesta de alimentos, para prevenir el coronavirus se recomienda evitar el consumo de comida que no se haya cocinado adecuadamente, sobre todo carnes y pescados, en las zonas afectadas.

Ante la preocupación general de los países por el tránsito de viajeros y su relación con el contagio del coronavirus, se apoya la colaboración de personas que sientan síntomas relacionados con neumonías o enfermedades infecciosas, durante o tras el viaje, solicitando atención médica profesional y explicando el trayecto y los lugares visitados. Desde la OMS advierten que “las autoridades sanitarias deben colaborar con los sectores de los viajes, del transporte y el turismo para que, en los centro de salud para viajeros […] se proporcione información”.

Este es un contenido elaborado por Marcas Ñ, la sección de Branded Content de El Español. Los precios de los artículos que aquí aparecen están recogidos a 29/01/2020.

Información sobre el coronavirus: