Imagen de la serie

Imagen de la serie "Sexo en Nueva York". | Foto: GETTY

Planes PLANES

Brunchs para todos los gustos

Porque los domingos son para disfrutar y no para madrugar, seleccionamos los mejores restaurantes y bares para degustar un buen brunch. 

María Morillas

Lo que empezó siendo una moda pasajera se ha convertido hoy día en una de las costumbres más sagradas. Entre el desayuno y el almuerzo, el brunch -termino anglosajón que proviene de la unión de las palabras breakfast y lunch-, es ya toda una institución del fin de semana. Y Madrid, una de las mejores ciudades para saborearlo.

Con propuestas que van desde lo dulce a lo salado, pasando por la comida tradicional y las fusiones más internacionales; estas son algunas de nuestras sugerencias para que consigas hacer del brunch tu rutina favorita del domingo.

Mür Café y el tradicional brunch inglés

La lista comienza con uno de los mejores representantes del desayuno inglés original del que procede la costumbre del brunch. Ubicado junto a Plaza de España, (concretamente en la Plaza Cristino Martos, 22), se encuentra Mür Café, un encantador local de estilo rústico-industrial de dos plantas, vigas de madera vistas y chimenea. El lugar perfecto para evadirse en uno de sus cómodos sillones chester o disfrutar de su rico café junto al balcón, contemplando las vistas de la plaza.

Las tartas y postres caseros son una de sus especialidad. | Foto cortesía de Mür Café

Las tartas y postres caseros son una de sus especialidad. | Foto cortesía de Mür Café

Convertido en punto clave de los amantes de la comida inglesa, en Mür café todos sus platos proceden de recetas caseras que combinan un armonioso estilo londinense y madrileño. Y aunque su carta ofrece una gran variedad de tartas, desayunos y suculentos platos, su especialidad son los brunchs.

Compuesto de bebida caliente, zumo y cesta de bollería. Para ir abriendo boca, podemos elegir entre yogurt natural con cereales o frutas de temporada y, como plato principal, huevos benedictine, salmón con huevos rotos o la estrella de la casa, su Full English Breakfast: salchichas inglesas, bacon, lomo, huevos, baked beans y morcilla. Propuesta que, además, también se puede disfrutar en versión veggie: huevos, champiñón, pimiento rojo y tomate a la plancha, baked beans y patatas asadas.

Un brunch muy completo y que también podréis encontrar versión little, tanto con propuestas dulces como saladas.

Federal Café, el brunch más hipster de Madrid

En un ambiente informal y relajado, y con una decoración de inspiración nórdica -algo lógico, teniendo en cuenta que sus fundadores Tommy Tang y Crick King son australianos-, nos encontramos en la Plaza de las Comendadoras con Federal Café.

Un espacio de estilo nórdico ideal para disfrutar del brunch del domingo. | Foto cortesía de Federal Café

Un espacio de estilo nórdico ideal para disfrutar del brunch del domingo. | Foto cortesía de Federal Café

Con una cocina totalmente bio con referencias de los cinco continentes, este café-restaurante se ha convertido en uno de los favoritos del Madrid más moderno y cosmopolita. Y aunque no cuenta con una carta cerrada de brunch, su amplia oferta de desayunos permite hacerse uno a medida.

Entre sus propuestas, destacan sus imponentes tostas con aguacate, hummus y todo tipo de ingredientes; así como huevos revueltos y escalfados, sandwiches, ensaladas y hamburguesas. En cuanto a las propuestas dulces: yogures griegos, croissants de producción propia y una gran variedad de tartas caseras, donde destacan las de zanahoria y manzana.

Además de su variedad de leches y café, es el lugar perfecto para pasar la mañana de domingo haciendo buen uso de su gran surtido de prensa, revistas de moda y diseño mientras llenas el estómago con productos sanos y de calidad, ya que, absolutamente, toda la carta se realiza con productos frescos, orgánicos y sin gluten.

Carmencita, el brunch internacional más popular de Malasaña

Si preguntas a alguien dónde tomar un brunch en Madrid, Carmencita Bar es siempre una de las respuestas más populares. ¿Por qué? Por su amplia y completa carta. Situado en la calle San Vicente Ferrer 51 nos encontramos con un coqueto y sencillo local que, gracias a su dueña y a su mezcla de orígenes americanos, suizos y leonenses, ha posicionado el local como uno de los mejores para tomar un completo y verdadero brunch americano.

Sus cócteles y huevos son los más conocidos de Chueca. | Foto cortesía de Carmencita Bar

Sus cócteles y huevos son los más conocidos de Chueca. | Foto cortesía de Carmencita Bar

Partiendo de unos contundentes huevos benedictine, el plato principal de sus propuestas y que podemos encontrar en ocho variedades diferentes (con aguacate y bacon, con salmón, con frijoles o queso de cabra entre otros), el brunch se completa con guarnición al gusto, una gran porción de tarta casera, la tradicional copa de Mimosa o un buen Bloody Mary y, por supuesto, un sabroso café. Además, se puede optar por hacer un brunch al gusto, apostando por huevos rancheros y hamburguesas para los amantes de la carne.

Es importante ir siempre con mucha hambre y con reserva. Siguiendo las costumbres americanas, los platos de Carmencita Bar son, pese a su precio económico, de gran tamaño. Perfectos para compartir y disfrutar entre amigos.

Crustó Bakery, brunch en versión "detox"

Para aquellos que piensan siempre en su línea pero no pueden dejar escapar la oportunidad de disfrutar de un buen desayuno de domingo, Crustó en Zurbano 26. Con un diseño totalmente cosmopolita, este local cuenta con panadería, pastelería y cafetería artesanal con obrador a la vista, donde todo se elabora con ingredientes naturales de primera calidad. Por eso se ha convertido en el lugar favorito de los amantes de la comida healthy.

En su espacio se pueden degustar brunchs muy saludables. | Foto cortesía de Crustó Bakery

En su espacio se pueden degustar brunchs muy saludables. | Foto cortesía de Crustó Bakery

Con una carta compuesta por cuatro menús de brunchs diferentes -ligth, antioxidante, reconfortante y energy-, en los que Crustó propone combinar, de manera excepcional, los embutidos, el yogur y los quesos.

Partiendo de un plato de huevos ecológicos estrellados, benedict o escalfados, así como una selección de panes, café o té, zumos y una dulce selección de bollería realizada en su obrador y pastelería, pasamos a una ensalada de espinacas con quinoa y un plato de embutido de pavo, jamón york y queso feta (menú light), yogur natural acompañado de frutas y plato de salmón con queso brie (menú antioxidante), yogur con frutas y plato con selección de quesos y frutos secos (menú reconfortante) o yogur y plato con fuet y jamón de bellota (menú energy). El lugar perfecto para disfrutar de un buen festín sin tener luego cargo de conciencia.

El invernadero SB, para los que no puedan esperar al fin de semana

En plena Gran Vía 65 se encuentra El Invernadero SB, el nuevo gastrobar de Salvador Bachiller. En un entorno único, repleto de plantas y flores, el local ofrece una gran variedad de zumos, cócteles y propuestas para hacer del brunch una alternativa tropical y muy refrescante. Además, se puede disfrutar todos los días hasta la una de la tarde.

Un verdadero oasis para desconectar, entre semana, de la rutina del trabajo. | Foto cortesía de Salvador Bachiller

Un verdadero oasis para desconectar, entre semana, de la rutina del trabajo. | Foto cortesía de Salvador Bachiller

El lugar perfecto para aquellos que entre semana tienen un día libre y quieren disfrutar de un contundente y apetitoso desayuno tardío que se compone de cuatro partes. Para empezar, café o té, acompañado de Bloody Mary o Mimosa o, para los más sanos, zumo de naranja o smoothy verde. A continuación, podemos elegir entre un apetitoso bol de açai o propuestas más dulces, como tortitas de chocolate, gofres con dulce de leche y plátano, y crumble de yogurt. Para finalizar, y como propuesta salada: tosta integral de aguacate, focaccia, tacos de pollo o los populares huevos benedict, esta vez, con ibérico.

Una propuesta muy completa con diferentes opciones para los más healthy y también para los más golosos. Un perfecto oasis para desconectar y dejar atrás la rutina del trabajo.