El líder del PP, Pablo Casado, ha confiado este sábado en que Isabel Díaz Ayuso logre en las elecciones madrileñas una mayoría "suficiente" y "amplia" para llevar a cabo su proyecto "sin cortapisas, sin tener que perder mucho tiempo en negociar" lo que ya está negociando con los madrileños.

Noticias relacionadas

Casado ha encontrado en Ayuso un pilar que le sirve de escaparate ideal para defender los valores y la apuesta de futuro del PP. El líder 'popular' ha aprovechado el tirón de su candidata para dar un nuevo impulso a su figura en la inauguración del congreso de las Nuevas Generaciones del PP que elegirá como presidenta a la diputada vasca Bea Fanjul, acto en el que estaba presente también Toni Cantó, número 5 de la lista de los populares.

Casado ha dejado claro que en su partido es bienvenida "cualquier persona que quiera defender la libertad" y se ha preguntado si alguien conoce a alguien del PP de más de 40 años que haya pasado por menos de dos partidos.

"Somos un mero instrumento al servicio de los españoles, lo de menos son unas siglas, el logotipo o la sede; lo importante son las ideas, y en las ideas que defendemos todo el mundo está bienvenido", ha señalado.

Casado ha mutado el lema de campaña de Díaz Ayuso -"comunismo o libertad- por el de "sanchismo o libertad", al considerar que el presidente del Gobierno decidió en su viaje a Angola y Senegal convertirse en el candidato socialista a la Comunidad de Madrid, con sus críticas a la presidenta madrileña.

"Ya tenemos a Iglesias y a Pedro Sánchez, qué mal lo tienen que ver", ha manifestado Casado tras describir a la presidenta madrileña como un mujer "valiente, sin complejos, tolerante y no dogmática", en declaraciones recogidas por la agencia Efe.

A su juicio, las urnas del 4 de mayo son, además de urnas de libertad, urnas de la verdad ante las "mentiras" del Gobierno que ha engañado a los españoles con las mascarillas, los fallecidos, los contagios, con el 8M, o las cifras de empleo.

"Esa V asimétrica que decía Sánchez que iba a tener la recuperación (...), se va a convertir en una M de mentiras" ha recalcado.

En ese contexto, Casado ha situado en el PP la responsabilidad de ser contrapeso del Gobierno, vigilar las libertades públicas y el Estado de derecho y unir una sociedad que está "rota" por la polarización que a su juicio ha fomentado el Ejecutivo de PSOE y Podemos.

Ante la elección de Fanjul como presidenta de Nuevas Generaciones, ha subrayado también la necesidad de seguir luchando para lograr la "derrota moral y ética" de ETA: "no pueden conseguir por haber dejado de matar lo que pretendían conseguir matando".

A las juventudes del PP les ha instado a apartarse de los "agoreros y anaftalinados pesimistas" que defienden las "subvenciones del papá Estado" para recortar las libertades individuales y ha apostado por un programa que apueste por la flexibilidad laboral y que rechace intervenir en los alquileres.

Casado ha reclamado dirigir fondos europeos a políticas que beneficien a los jóvenes, como un plan masivo de avales públicos para vivienda, la mochila austriaca o la digitalización de la educación.

Gabilondo se apoya en Moncloa

Si hace seis días el candidato del PSOE a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, recibía el apoyo de Pedro Sánchez en un acto en Ferraz hoy ha encontrado el respaldo de la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo.

El candidato del PSOE a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, junto a la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo. Efe

Acompañado de Calvo el candidato socilista ha asegurado que si es elegido presidente de la Comunidad de Madrid formará "el primer gobierno paritario de la historia" de esta región, además de sacar adelante "la primera ley propia" de Igualdad y un plan "urgente" para víctimas de violencia de género.

Así lo ha anunciado en un acto electoral celebrado en la sede de Ferraz, centrado en las políticas feministas, y donde ha estado acompañado de Carmen, la 'número 2' de su lista, Hana Jalloul, y la consejera de Igualdad y portavoz de la Junta de Extremadura, Isabel Gil Rosiña.

El candidato socialista ha criticado que la Comunidad de Madrid, tras 38 años de autonomía, carezca aún de una ley propia de Igualdad entre hombres y mujeres, cuando "casi la totalidad de comunidades autónomas tienen una ley semejante, algunas desde el año 2003", por lo que ha se ha comprometido a sacarla adelante.

Además, ha insistido en la necesidad de abordar un plan "urgente para víctimas de violencia de género y mujeres en situación de especial vulnerabilidad, que "garantice su incorporación sociolaboral y una solución habitacional y que blinden los fondos estatales y estos sean destinados de forma efectiva a esta política".

Ha criticado a la presidenta regional y candidata a la reelección, Isabel Díaz Ayuso, por unas declaraciones efectuadas en una entrevista reciente donde, según Gabilondo, aseguró que "no se puede pasar al otro extremo, a vivir de un supuesto machismo que no siempre es cierto".

"El feminismo no es un extremo, es simplemente justicia, democracia", ha considerado el candidato socialista, quien ha hecho un llamamiento a "parar esta concepción de la sociedad", que es lo que quiere "el gobierno de Colón", en alusión a la foto que se hicieron los líderes de PP, Cs y Vox en un acto conjunto, y ha advertido de que el PP "podría entregar la Consejería de Educación a Vox como ha ocurrido en Murcia".

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha cargado contra Díaz Ayuso, de la que ha asegurado que es una mujer "que se preocupa más por cómo le va a ayudar Vox y la ultraderecha que por lo que necesitamos las mujeres de Madrid".

"(Ayuso) Está en sostener un gobierno vicario milímetro a milímetro con lo que piense y decida Vox", ha estimado Calvo, quien ha reiterado que "por eso es tan importante en estas elecciones que el PSOE sea el partido político que se siente a gobernar", porque "para la ultraderecha el objetivo político somos nosotras y el feminismo".

Calvo también ha reivindicado, frente al eslogan de 'Comunismo o libertad' de Ayuso, que "el socialismo es la igualdad, entendida para llegar a la libertad de todos, no de unos pocos", ya que "es muy fácil hablar de la libertad de una élite", pero "la libertad es lo que hay cuando se atraviesa la igualdad".