El presidente de Cs, Albert Rivera, con su Ejecutiva, en una imagen de archivo.

El presidente de Cs, Albert Rivera, con su Ejecutiva, en una imagen de archivo. Efe

Política DESAFÍO SECESIONISTA

Rivera confía en que el Gobierno no "fracase" ahora como lo hizo el 1-O

Rajoy no anunció a Cs los pasos que seguirá en Cataluña. Sin embargo, Rivera promete lealtad al Estado porque cree que el desafío es un problema de todos.

Ciudadanos ha reunido este jueves y viernes en Toledo a su Ejecutiva Nacional para debatir sobre el futuro del partido. Albert Rivera ha marcado la línea a seguir para que su formación pueda gobernar en las próximas elecciones y ha pedido a Mariano Rajoy que en la investidura de Carles Puigdemont no cometa "el mismo fracaso de gestión" que cometió el Gobierno con el 1 de octubre.

Rivera ha centrado su discurso en el desafío secesionista que amenaza la estabilidad en Cataluña y ha insistido en que es un tema de Estado, por lo que su partido seguirá siendo leal y siempre apoyará al Gobierno para neutralizar la vía unilateral. , aunque remarcó que ha sido Rajoy quien ha recibido el "revés" del Consejo de Estado "y no nosotros". No obstante, recordó que es el Ejecutivo central el único que tiene potestad para poder pedir la impugnación de una investidura en el Tribunal Constitucional. "Los escritos los redactan ellos. Si se equivocan, pregúnteles a ellos".

El líder de Cs recordó que Puigdemont es "un prófugo de la justicia" e instó a Rajoy y a su ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, a que no se vuelva a repetir un escenario como el vivido el 1 de octubre. Ese día, el Gobierno prometió que no se celebraría un referéndum y toda España vio Cataluña llena de urnas de plástico.

Rajoy dio un giro a su estrategia este jueves y pidió al Consejo de Estado un informe preceptivo para intentar impugnar la investidura de Puigdemont. Sin embargo, el presidente del Gobierno solo consultó con el líder del PSOE, Pedro Sánchez, sus intenciones. Rivera no ha querido entrar en la polémica aunque ha desvelado que hace "días" que no habla con el líder del PP. No obstante, reprocha al Gobierno no haberse puesto en contacto con ellos para tomar una decisión de tal calado. "Quien tiene que consultar apoyos es quien los quiere", anotó.

El objetivo de su intervención fue presentar su propuesta política para 2018. Rivera se comprometió a acabar con la corrupción volviendo a insistir en que los políticos no necesitan aforamientos y clamó por un cambio en la ley electoral para que situaciones como las vividas en Cataluña, donde Inés Arrimadas fue la más votada y no puede gobernar, no se vuelvan a repetir.