El líder del PP, Pablo Casado, en su comparecencia, acompañado por el presidente regional, Fernando López Miras, y el portavoz popular en la Asamblea, Joaquín Segado.

El líder del PP, Pablo Casado, en su comparecencia, acompañado por el presidente regional, Fernando López Miras, y el portavoz popular en la Asamblea, Joaquín Segado. PP

Murcia

Casado pide la retira de la moción de censura en el Ayuntamiento de Murcia y en Castilla y León

El líder popular subraya que el presidente murciano, López Miras, tiene "el respaldo de toda la dirección nacional" tras salvar la moción en la Asamblea 

18 marzo, 2021 16:34
Cartagena

Noticias relacionadas

La visita de los pesos pesados del PP -Pablo Casado y Teodoro García Egea- a la Asamblea Regional en Cartagena, donde se ha frustrado la moción de censura al Gobierno regional, ha sido utilizada por Casado como trampolín mediático para lanzar un mensaje: "Hoy queremos pedir que se retire la moción de censura en el Ayuntamiento de Murcia y en el Gobierno de la Junta de Castilla y León porque no todo vale en política, estamos en un momento en el que los españoles quieren que los políticos respetemos los pactos que se firmaron y estemos para salvar vidas, salvar empleos y servir a los ciudadanos".

Casado ha comparecido acompañado por el presidente regional, Fernando López Miras, y el portavoz del Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea, Joaquín Segado. El líder nacional del PP, consciente de que López Miras acaba de salvar su peor momento político, no ha dudado en lanzar un mensaje para que no haya dudas sobre su liderazgo en la Región: “Fernando López Miras tiene todo el apoyo de la dirección nacional y por eso merece seguir en este proyecto de gobierno cuatro años".

En la misma línea que han seguido sus compañeros populares Segado y López Miras, en sus intervenciones en el Parlamento autonómico, Casado ha arremetido contra Inés Arrimadas, la líder de Ciudadanos, y Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, por dar el visto bueno a la doble moción de censura en el Ayuntamiento de Murcia y en el Gobierno regional. Y lo ha hecho criticando con dureza que sus “partidas de ajedrez” responden “a intereses espurios y partidistas”.

Casado ha dividido su intervención en dos reflexiones. La primera la ha centrado en las consecuencias que la moción murciana ha tenido en la estabilidad de los gobiernos de otras autonomías. "La presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, tuvo que convocar elecciones para que otros no ganasen en los despachos lo que ella había ganado en las urnas". La segunda reflexón ha sido más optimista, ya que ha asegurado que lo sucedido en la Asamblea Regional ha acelerado el proyecto de reunificación de centroderecha que Génova impulsará desde la Región de Murcia.

"Estoy contento porque después de los días malos que hemos vivido, hoy, en Murcia, comienza la reunificación del centroderecha en torno al Partido Popular". Y ha proseguido advirtiendo de que otras formaciones, como es el caso de Ciudadanos, se podrían haber subido al carro: "Llevo dos años ofreciendo a los líderes del centro y de la derecha que debíamos ir juntos para hacer un proyecto ganador, no solo en votos, sino también en escaños, que desalojara cuanto antes al Gobierno más radical y más sectario de la historia democrática de España".

En este punto, ha hecho un pequeño inciso, aclarando que rechazaron la propuesta, en clara alusión a líderes como Arrimadas, y por ello, a partir de este momento, el PP ha decidido conquistar el centroderecha. Y lo hará pescando entre la militancia de partidos como Ciudadanos, que está en el precipicio, o Vox, formación con muchos frentes abiertos en varios territorios porque Santiago Abascal ejerce una gestión autoritaria. "Ya avisamos entonces de que esa reunificación se haría por la base, con los votantes y eso es lo que hoy ha empezado en Murcia".

Prueba de ello es que Casado, en su intervención en la sala de conferencias de la Asamblea Regional, ha aludido expresamente al fichaje para su proyecto de centroderecha de los tres diputados desertores de Ciudadanos, Isabel Franco, Francisco Álvarez y Valle Miguélez, así como los parlamentarios expulsados por Abascal de Vox: Juan José Liarte, Mabel Campuzano y Francisco Carrera, cuyos votos han sido claves para tumbar este jueves la moción de censura de PSOE y Cs.

"Hay diputados que pertenecieron a otros partidos que han decidido que el centroderecha tiene que estar unido para derrotar a los populismos y para derrotar a la izquierda radical". A juicio de Pablo Casado, "el Partido Popular demuestra que es el punto de unión de todos los que no quieren que el 'sanchismo' siga gobernando en España, ni que expanda sus gobiernos a nivel autonómico". 

Los populares Fernando López Miras y Pablo Casado a su llegada a la sala de conferencias de la Asamblea Regional.

Los populares Fernando López Miras y Pablo Casado a su llegada a la sala de conferencias de la Asamblea Regional. Badía

Roto el pacto antitransfuguismo

La nueva estrategia centrista popular consistirá, en palabras de Casado, en recabar los apoyos de la "España moderada". Todo ello ha llevado al líder del PP a lanzar esta pregunta a Pedro Sánchez: "Han muerto cien mil personas en la pandemia, hay dos millones de personas en las colas del hambre... ¿De verdad era necesario volar por los aires un buen Gobierno como el de Murcia para tratar de socavar la alternativa de centroderecha del PP?" 

La contundencia de líder popular a la hora de vender su proyecto ha sido la misma cuando, al ser preguntado por EL ESPAÑOL, ha justificado romper el pacto nacional antitransfuguismo que firmó el PP para salvar los muebles en el Ejecutivo de Murcia. "Nosotros siempre hemos sido un partido que apuesta por la estabilidad política, nosotros respetamos los acuerdos que se formaron en la investidura y creo que es el mandato que tiene cada representante público: se debe a los pactos. Yo creo que hemos demostrado generosidad después de las elecciones de mayo de 2019, tendiendo la mano a entendernos entre distintos partidos". 

Casado ha proseguido en su respuesta justificando el haberse saltado el pacto de antitransfuguismo, con un dardo al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez: "Los experimentos, señor Sánchez, con gaseosa, porque la cuestión es que mientras el señor Sánchez no rechaza lo que le piden los independentistas en Cataluña, que es la amnistía y la autodeterminación, trate de distraer a la ciudadanía en un juego de trileros, poniendo el foco en Murcia, donde no había problemas. El PP ha reaccionado a un ataque a la estabilidad institucional perpetrado por el PSOE y los que han venido a comprar voluntades, en plena pandemia, han sido ellos".