El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, quiere que en Navidad la región tenga una incidencia acumulada (IA) "por debajo" 25 casos por cada 100.000 habitantes para que puedan llegar turistas no solo de España, también de Europa, y así ser una "zona verde" y "segura". Para lograrlo apuesta por "medidas contundentes" para reducir la curva "de forma drástica".

Noticias relacionadas

"Hasta que haya una vacuna hay que ser capaces de convivir con el virus y tener la menor incidencia del virus posible", ha afirmado dejando claro que "o se reduce la incidencia de manera radical y agresiva" o la Navidad será diferente a la deseada.

"Medidas contudentes"

En rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid, Aguado ha señalado que "sanidad y economía van de la mano" y que su deseo es que Madrid "sea una región verde" según los baremos de la UE, que ha establecido un semáforo de colores verde, naranja y rojo en función de la incidencia. 

El color verde es un indicativo para aquellas zonas que tengan una IA durante 14 días de menos de 25 casos por cada 100.000 habitantes y cuya positividad sea inferior al 4%.

¿Sin puente el 1 de noviembre?

Sin embargo, este horizonte se torna muy complicado para la región, que tiene una IA de 489,15 y una tasa de positividad del 17,9%. "Estamos muy altos y hay que bajar, por eso el 1 de noviembre, la prudencia será lo que marque la actuación, y lo que digan los expertos", ha dicho sobre el próximo puente en la Comunidad de Madrid.

Ser "zona verde" es el objetivo de Aguado para la región de cara a la Navidad para que así haya una "libertad de movimientos" que permita que los turistas "puedan venir de otras regiones", no solo de España, también de "Europa". "Quiero que visiten nuestras tiendas, bares, restaurantes...", ha afirmado. 

Para lograr ese objetivo, ha dicho, "hay que tomar medidas contundentes" y cumplir con los umbrales de la UE, "que son los que debemos perseguir". Según estos, toda España estaría en rojo -incidencia en 14 días de más de 50 casos o una positividad de más del 4% o una incidencia de más de 150 casos aunque la tasa de positividad no llegue a 150 casos.

Salvar la campaña de Navidad

"Si no somos capaces de reducir la incidencia de forma radical y agresiva y eficaz pues seguro que llegarán unas Navidades de forma distinta a como queremos que sea", ha insistido. "Ojalá podamos estar por debajo de 25 porque eso será una buena noticia en materia de salud y ecinomía porque los comercios podrán abrir normalmente y la campaña de Navidad será un salvavidas para miles de negocios". 

Esta tasa de 25 no sólo está muy lejos de los datos actuales de la Comunidad de Madrid, también de la última exigencia del ministro de Sanidad, Salvador Illa, que este martes afirmó que no se levantará el estado de alarma en Madrid hasta que la incidencia baje de 200, aunque "lo ideal es 100".

Sobre el estado de alarma, Aguado ha confirmado que en la reunión que mantuvo ayer con Salvador Illa, este le traladó su voluntad de "no convalidar el estado de alarma". Ante esto, la Consejería de Sanidad trabaja ya en una nueva orden que se podrán en marcha cuando decaiga el estado de alarma. Esta orden se basa en zonas básicas de salud, aunque también se estudia la opción de los distritos, sobre todo de aquellos con más de 100.000 habitantes.