El incendio forestal originado en el término municipal de Robledo de Chavela continúa activo pero los trabajos realizados durante la noche por los equipos de extinción han logrado estabilizar su perímetro, sin riesgo para las poblaciones cercanas. El fuego ha quemado ya 800 hectáreas. 

Durante esta noche han trabajado más de 29 brigadas forestales y el inicio del día ha propiciado la vuelta de los medios aéreos tanto de la Comunidad de Madrid como del Ministerio de Medio Ambiente.

Por la mañana de este lunes se van a desplegar medios aéreos con descargas de agua de forma continua para intentar que ese perímetro no crezca ni se abran nuevos frentes del fuego.

Así lo ha indicado en declaraciones a los medios de comunicación el director de la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112, Carlos Novillo, para enfatizar que el trabajo durante la noche de las casi 30 dotaciones de bomberos y brigadas forestales de la Comunidad de Madrid, junto a los efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME), ha dado sus frutos.

"Somos optimistas"

"Estaremos muy prevenidos si el incendio cambia su comportamiento y puede afectar a alguna de las poblaciones pero en este momento somos optimistas en cuando a la evolución de este incendio", ha desgranado Novillo.

Los equipos de extinción han trabajado en dos frentes. El primero se ubicado en el norte donde la Unidad Militar de Emergencias (UME) ha actuado cerrarlo mientras que en el sur los equipos de bomberos y brigadas forestales de la Comunidad de Madrid que se afanaban en frenar la propagación del incendio que avanzaba dirección Colmenar del Arroyo. 

Carreteras cortadas

Ayer se desalojaron las zonas denominadas la Povedilla y los Cercones, donde se encuentran viviendas dispersas a modo de "prevención".

También siguen cortadas las carreteras M-533 y la M-512 y el tráfico ferroviario que opera Renfe entre las estaciones de Zarzalejo y Santa María también ha quedado suspendido.

Desde que se declaró el incendio, aproximadamente a las 12:20 horas de este domingo, medios aéreos y terrestres han combatido las llamas que ascendieron rápidamente por el monte en Robledo de Chavela, lo que llevó a activar el nivel 2 del INFOMA -el Plan de Protección Civil de Emergencia por Incendios Forestales de la Comunidad de Madrid- ante la posibilidad de que alcanzase la localidad de Zarzalejo.

Aunque el fuego -que ha quemado básicamente enebro, pinos y jara- parecía dirigirse colina arriba, no se descartó que en su posible propagación pudiera amenazar a la población de Zarzalejo y a un pinar cercano a esta localidad, por lo que se activó el nivel 2 del INFOMA y se solicitó la colaboración de la UME.

Accidente de moto

Al parecer, el incendio fue provocado por el accidente de una moto, que rápidamente ha comenzado a arder.

El trabajo de los bomberos también se complicó porque el fuego provocó la detonación de varios artefactos de la Guerra Civil, por lo que los efectivos tuvieron que evacuar algunas zonas.

"Tranquilidad"

A primera hora de este lunes se ha acercado a visitar la zona el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, en uno de los municipios afectados, Zarzalejos. 

Para Franco la situación del incendio está "controlada" tras quemar unas 800 hectáreas y ha dicho que afortunadamente no hay que lamentar heridos ni se han quemado domicilios.

Sin embargo, aunque el incendio esté controlado y perimetrado, un cambio de dirección y de intensidad del viento puede afectar a las llamas y esta situación está previsto que se produzca en torno al medio día. "Ahora la situación es de tranquilidad", ha señalado el delegado a los medios de comunicación.

Franco también ha elogiado la "magnífica" labor de los Bomberos, de Protección Civil, de la UME y de la Guardia Civil. También ha destacado el trabajo de los municipios, quienes desde el primer momento han estado ayudando en las labores de extinción, lo que demuestra que la "coordinación" es fundamental.

Esta zona ya sufrió un gran incendio los días 27 y 28 de agosto de 2012 donde se quemaron unas 1.500 hectáreas de monte en los municipios de Valdemaqueda, Robledo de Chavela y Santa María de la Alameda, que afectó a una Zona de Especial Protección de Aves de la Red Natura 2000 y obligó a desalojar a 2.000 personas.