Ximo Puig, en Les Corts Valencianes. EE

Ximo Puig, en Les Corts Valencianes. EE

Comunidad Valenciana IMPUESTOS

Ximo Puig, primer líder del PSOE en deflactar el IRPF: bajará impuestos a rentas inferiores a 60.000 €

El presidente valenciano anuncia "una nueva tarifa autonómica para 2022 con tramos adaptados a la inflación". Mantiene el impuesto de Patrimonio.

27 septiembre, 2022 11:28
Valencia

Noticias relacionadas

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, se ha convertido en el primer líder socialista en deflactar el IRPF. El dirigente reveló este martes algunas de las medidas que incluirá la reforma fiscal valenciana, que tendrá efectos "desde ya" -con carácter retroactivo desde el 1 de enero de 2022- y beneficiará a todos los ciudadanos que cobran menos de 60.000 euros al año, "la mayoría de la sociedad".

En concreto, la primera medida será aumentar en un 10% la cuantía exenta de tributación a todos los contribuyentes, "el máximo que permite la norma". La segunda es la mencionada deflactación: una nueva tarifa autonómica del IRPF para 2022 "con nuevos tramos adaptados a la inflación". Y la tercera es la ampliación en un 10% de "todas las deducciones y bonificaciones fiscales".

En su intervención inicial en el Debate de Política General en Les Corts Valencianes, Puig hizo hincapié en que estas medidas van dirigidas a los contribuyentes que cobran menos de 60.000 euros; es decir, 1,34 millones de valencianos y el 97,4% del total.

"Nuestra perspectiva es clara: no al populismo fiscal", manifestó el mandatario para insistir en que se trata de "una reforma pensada para la mayoría". Al respecto, recordó que la Comunidad Valenciana mantendrá el impuesto de Patrimonio porque "solo tributan el 0,5% de valencianos". "Los más ricos pagarán igual que hasta ahora", dijo sobre los que ganan más de medio millón de euros al año. En 2022, estas personas aportaron 187 millones por el gravamen, que se elevaron a 200 millones "gracias al trabajo de la inspección".

Puig defendió que esta reforma fiscal está alineada con las recomendaciones de la Comisión y el Banco Central europeos y el Fondo Monetario Internacional, con el objetivo de ayudar a las rentas medias y bajas, fomentar el empleo y "proteger a quienes más castiga la inflación".

Los tramos

Eso sí, remarcó que todos los que superen los 60.000 euros de ingresos "mantendrán su esfuerzo fiscal" en el conjunto de la reforma. Según apuntó, con los nuevos tramos del IRPF, las rentas de 10.000 euros se ahorrarán un 21% (94,5 euros), las de 20.000 euros el 7,3% (117 euros) y las de 30.000 euros el 2,2% (67 euros).

Respecto a las bonificaciones, Puig garantizó que se ampliarán todas un 10% -podrán beneficiarse las rentas de hasta 30.000 euros en lugar de las de 25.000- y se aumentará el número de beneficiarios. Algunas de ellas son las deducciones por hijo, arrendamiento de vivienda, familia numerosa o monoparental, conciliación laboral y familiar o gastos en guardería o colegio.

Gracias a esta reforma -según los ejemplos que puso Puig- un joven soltero menor de 35 años que gana 28.000 euros y amortiza 8.000 de su hipoteca tendrá que pagar 530 euros menos en su declaración de la renta. En conjunto, auguró que supondrá un ahorro superior a 150 millones para las familias.

Como balance, también resaltó que la reforma fiscal que impulsó su gobierno en 2016 ya "permitió que más de un millón y medio de valencianos con rentas medias y bajas ahorraran en sus declaraciones anuales una media de 860 euros por persona".

Llega la ONU

Por otra parte, Puig anunció este martes la creación en Valencia de un centro de innovación y computación por parte de la Organización de las Naciones Unidas.

"La ONU ha escogido la Comunidad Valenciana como una de las 5 ubicaciones estratégicas en el mundo para prestar servicios de computación. Esta decisión nos sitúa como un hub’ tecnológico global de Naciones Unidas, junto a Nueva York, Roma, Ginebra y Brindisi", manifestó Puig.

Según auguró el presidente valenciano, "eso se traducirá en una nueva instalación en nuestra comunidad: el centro de innovación y computación más puntero de Naciones Unidas". Este centro, según precisó, "se ubicará en La Marina de València con 100 trabajadores cualificados en una primera fase– y la contratación futura de personal valenciano altamente cualificado".

Además, Puig también anunció "que la actual base de la ONU en Quart de Poblet también será ampliada en el segundo semestre de 2023". "Pasará de 570 empleados a 700 empleados en los próximos meses", concretó.

Según ha podido contrastar EL ESPAÑOL, el centro de computación de la ONU (UNICC, United Nations International Computing Centre) ha elegido la sede de Innsomnia en la Marina de Valencia para ubicar a su equipo de "excelencia tecnológica", en base a un acuerdo de colaboración entre ambas entidades.

António Guterres, secretario general de la ONU, junto a Sameer Chauhan, director del United Nations International Computing Centre (UNICC) y Prado Nieto, chief business Relationship Management, Clients and Projects, en julio de 2021 en la base de soporte de Naciones Unidas de Quart de Poblet en Valencia. Foto: UNICC/Aziz

António Guterres, secretario general de la ONU, junto a Sameer Chauhan, director del United Nations International Computing Centre (UNICC) y Prado Nieto, chief business Relationship Management, Clients and Projects, en julio de 2021 en la base de soporte de Naciones Unidas de Quart de Poblet en Valencia. Foto: UNICC/Aziz

La ubicación en la Marina de Valencia es una decisión de la organización para relacionarse con las startups, universidades, científicos y empresas tecnológicas.

La UNICC es la organización encargada de proveer de tecnología a las 80 organizaciones de la familia de la ONU en todo el mundo, entre ellas figuran la OMS (Organización Mundial de la Salud), la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) o UNICEF (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia).

El centro promoverá la innovación en abierto y apostará por inteligencia artificial, robótica, ciberseguridad, tecnologías energéticas y ambientales, seguridad alimentaria y de la salud para proveer al resto de organizaciones de la ONU.

Como resultado de esta colaboración, y después de un año de negociaciones y de ser la opción elegida frente a candidaturas de otros países, se instalarán en Innsomnia un centenar de profesionales en una primera fase, reforzando la Marina de Valencia como polo tecnológico de la ciudad donde también se ubican otros importantes actores del sector.