Valencia

El Frente Obrero ha metido el dedo en la llaga inmobiliaria de la Generalitat Valenciana. El 26 de marzo, tras ser expulsados de la vieja sede de Unicaja que tomaron previamente, okuparon un edificio público -ubicado en el número 80 de la calle Colón de Valencia, la principal arteria comercial de la ciudad-.

Noticias relacionadas

Lo han convertido "en un albergue y un banco de alimentos". Ni que decir tiene que la iniciativa es completamente ilegal. "¿Pero es peor esto que tenerlo vacío 6 años como ha hecho Mónica Oltra? (vicepresidenta y consejera de Igualdad y Políticas Inclusivas)", se pregunta Fermín Turia.

El destacado integrante de este "movimiento político" abre las puertas de su adquisición forzosa a EL ESPAÑOL. Nos lo enseña junto a la camarada Silvia.

-Sólo os pedimos que no fotografiéis las puertas por dentro.

-¿Para no darle pistas a la Policía sobre cómo entrar?

-Ni a la Policía ni a la extrema derecha, que también nos tiene ganas...

Fachada del edificio 'okupado' en el centro de Valencia. EE

Aunque hubiéramos querido traicionar la confianza de estos okupas comunistas nos habría resultado imposible. Una gran lona blanca oculta la barricada levantada para dificultar el acceso por la puerta principal.

En la recepción también sorprende la alteración del rótulo de bienvenida. El Frente Obrero ha jugado con las letras hasta convertirlo en un mensaje contra la vicepresidenta primera y consellera de Igualdad de la Generalitat Valenciana, departamento del que depende el inmueble. Secretaría Autonómica de la burócrata Mónica Oltra, reza ahora el lema.

-Tiene un poco razón Oltra -les decimos- en que vais a por ella. En general se os ve más incisivos contra la izquierda que contra la derecha...

-Les exigimos porque están en el Gobierno desde hace mucho tiempo y no están haciendo nada. Fueron ellos los que dijeron que venían a cambiar las cosas.

Redecoración del rótulo del edificio de Mónica Oltra 'okupado' por el Frente Obrero. Vicent Bosch

Por lo que respecta al edificio, razón no les falta. El Gobierno autonómico del PP lo dejó sin uso cuando trasladó el grueso de la Generalitat al complejo administrativo 9 d'Octubre. Intentó sin éxito venderlo para hacer caja durante la pasada crisis. Y a mediados de 2015 la responsabilidad del inmueble quedó en manos del nuevo Ejecutivo de coalición, conformado por PSPV-PSOE y Compromís.

Desde entonces ha estado vacío, pese a los numerosos y costosos alquileres que paga el Gobierno valenciano en la ciudad. La Conselleria de Justicia intentó ubicar aquí el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) mientras reformaba su sede, que se encuentra justo enfrente. Pero no hubo acuerdo entre las conselleras Mónica Oltra y Gabriela Bravo. Se optó finalmente por alquilar otro edificio que costará al erario más de un millón al término del contrato.

Igualdad argumenta que el inmueble requiere una inversión millonaria para adaptarlo a las nuevas normativas en materia de seguridad. De hecho, la Plataforma de Contratos del Sector Público abrió el pasado lunes la licitación de las obras para convertirlo en un centro para la valoración de la discapacidad.

El contrato del proyecto asciende a 1,8 millones, y contempla además una tienda en el bajo para vender las manualidades realizadas por los usuarios de los propios centros de discapacidad. Pero han llegado antes los okupas.

Despensa habilitada en el edificio. Vicent Bosch

En la planta baja nos enseñan las habitaciones que han habilitado como despensas. Están repletas de alimentos de todo tipo que, según explican, les donan voluntarios para su reparto entre los más pobres.

"Queremos traer las colas del hambre al centro de la ciudad, para que se vea lo que ocurre en los barrios", argumentan. Y así lo hacen, provocadores. Incluso disponen las colas al rededor del TSJCV, al que denominan "palacio de la injusticia".

Igualdad critica el reparto de alimentos que realiza el Frente Obrero al considerarlo "asistencialista". Explica que apuesta por "otorgar derechos", e invita a quienes aquí acuden a solicitar la Renta Valenciana de Inclusión.

En la primera planta nos muestran un baño en el que han instalado una ducha. Utilizan el agua del edificio, pero no la luz, que estaba inhabilitada. En su defecto, han instalado leds que se encienden en la penumbra conforme avanzamos por la finca.

En esta primera planta no hay todavía rastro del albergue. En la sala noble, un precioso habitáculo con pavimento de mosaico de Nolla, está dispuesto el equipo con el que graban un documental sobre "Esperanza Obrera", el nombre con el que han rebautizado el espacio.

El despacho principal lo han convertido en una "biblioteca". Las estanterías están llenas de propaganda. Destacan dos revistas: Unión, del Comité Pro-Frente Obrero de España; y De Acero, que es la del Partido Marxista Leninista Reconstrucción Comunista PML(RC).

-¿Me podéis resumir en qué se diferencia el Frente Obrero del PML(RC)?

-El Frente Obrero es un movimiento político en el que participa gente del PML(RC). No todos los del Frente Obrero son del PML(RC), pero muchos sí lo somos.

Mónica Oltra insinuó en Twitter que se parecen mucho a la extrema derecha violenta. Nadie lo diría viendo los jóvenes rostros de buenos chicos de Fermín y Silvia durante la visita. Pero un vídeo compartido por Fermín Turia sobre los campamentos de la Juventud del PML(RC) revela cómo se entrenan para pelear.

-Dais miedo en esos campamentos, parecéis una guerrilla.

-Qué va hombre. Cualquier militar se reiría de esos ejercicios. Fomentamos la actividad física, nada más que eso.

Ya en la segunda plantan nos muestran, al fin, el albergue. Viven en él "seis familias", según cuentan. En el momento de nuestra visita hay tres personas. En la mejor de las habitaciones, con vistas al TSJCV que nunca acogió el edificio, se encuentran Fani y Eva.

Ambas son mujeres maltratadas, según explican. Una de ellas dice haber abandonado un centro público para mudarse al albergue okupa de Colón 80. "Esto es nuestro paraíso", aseguran en el que un día fue el despacho de un alto cargo del PP.

Habitación del albergue 'okupa' con vistas al Tribunal Superior de Justicia valenciano. Vicent Bosch

En otra de las habitaciones que nos enseñan pernocta Susana, que es "peruana, de Lima". Cuenta que los propios servicios sociales del Ayuntamiento de Carlet le invitaron a recurrir a la ayuda del Frente Obrero.

Esta mujer protagonizó el vídeo en el que Esperanza Obrera respondió a Nega, integrante del grupo musical Los Chikos del Maíz, que el colectivo "no ayuda solo a los españoles, como algunos quieren hacer creer".

No encontramos a nadie más en el albergue.

-Aquí cabe mucha más gente de la que hay ¿no?

-Sí. Pero nuestro objetivo tampoco es llenarlo. Es evidenciar que hay un déficit de atención, como es evidente.

Habitación de Susana en el albergue. Vicent Bosch

La tercera planta está totalmente vacía. Preside el centro una pancarta del Frente de Obreros en Lucha (FOL), el sindicato de Frente Obrero. Como todas las demás, está muy limpia. Lo más sucio del edificio es, con diferencia, la fachada. "Nos llevó muchísimas horas limpiarlo todo bien. Si algún día nos echan no queremos que digan que somos unos guarros", bromea Fermín.

Es en este tercer piso donde se encuentra el mejor de los despachos, el que debió de ocupar el último secretario autonómico del PP que ocupó estas dependencias de Bienestar Social. Utilizan su balcón para gritar sus proclamas.

Desde aquí celebraron la conquista del edificio con un discurso atronador que resonó en corazón de la Valencia burguesa. A Turia, que presume de ser "un comunista clásico", le brillan los ojos de emoción al recordarlo. Aunque el vídeo que montaron para inmortalizarlo más bien infunde miedo.

En el centro del balcón han respetado la bandera oficial de la Comunidad Valenciana, acompañada de la del Frente Obrero. También de una tricolor republicana -cosida por ellos mismos- con una estrella roja en el centro. Es la que enarbolaban los comunistas de la época.

-La utilizaron también los GRAPO durante el franquismo ¿Qué pensáis de esa banda?

-Eran terroristas. No tenemos nada que ver con ellos.

Por último nos muestran la terraza del edificio, donde aún permanece la primera lona con la que decoraron la fachada, dedicada a Mónica Oltra y al juez que autorizó el desalojo del banco que okuparon primero.

Vista de la calle Colón desde el interior del edificio. Vicent Bosch

La Conselleria de Igualdad explica a EL ESPAÑOL que notificó a la Policía la entrada del Frente Obrero en su edificio "por una cuestión de seguridad, ya que el inmueble no cumple con las condiciones adecuadas para el uso que le están dando".

Lo hicieran o no para lograr su desalojo, tarde o temprano llegará. El Frente Obrero es consciente de ello.

-Conociéndoos, supongo que ya tendréis un plan C...

-Alguna cosa hemos pensado. Os gustará.

Contenido exclusivo para suscriptores
1€ primer mes
Accede a todo el contenido de EL ESPAÑOL por 1€ el primer mes, y después 6,99€ Sin permanencia

O gestiona tu suscripción con Google

¿Qué incluye tu suscripción?

  • +Acceso limitado a todo el contenido
  • +Navega sin publicidad intrusiva
  • +La Primera del Domingo
  • +Newsletters informativas
  • +Revistas Spain media
  • +Zona Ñ
  • +La Edición
  • +Eventos
Más información