Rubén Martínez Dalmau, en el centro. EE

Rubén Martínez Dalmau, en el centro. EE

Comunidad Valenciana POLÍTICA

El consejero de Vivienda valenciano tiene cinco pisos y es "gran tenedor" para Podemos, su partido

Posee una casa en Valencia, otra en Perú al 50% y tres en Jávea al 25%. Se trata del único miembro del 'Consell' propietario de cinco residencias.

23 febrero, 2021 01:49
Valencia

Noticias relacionadas

Un “gran tenedor”. Así será considerado Rubén Martínez Dalmau, el vicepresidente de Podemos en la Generalitat Valenciana, si la formación morada logra imponer su criterio en la nueva Ley de Vivienda. El partido quiere que reciban esta consideración aquellos que tienen cinco o más residencias. Y el consejero valenciano, que ostenta precisamente las competencias de Vivienda, tiene justo ese número de casas.

El PSOE, por contra, se inclina por un umbral de diez viviendas para ser considerado “gran tenedor”, categoría para la que se barajan requisitos como la prohibición de desahuciar o el alquiler obligatorio a precios asequibles de parte de sus inmuebles.

Los socialistas creen que cinco es un número muy bajo, que puede abarcar a ciudadanos sin voluntad de acopio ni especulación residencial. Y prueba de ello es que Podemos podría tener un “gran tenedor” como consejero fruto de la reciente herencia de varios bienes inmuebles al 25%. Se trata del único miembro del Consell propietario de cinco residencias.

Según consta en la declaración de bienes publicada por el propio Martínez Dalmau en el portal de transparencia GVA Oberta, posee el 100% de una vivienda con un valor catastral de 38.917 euros en Valencia, que es en la que reside. Además, constan tres al 25% en la provincia de Alicante (concretamente en Jávea), valoradas en 376.100, 90.720 y 86.970 euros, respectivamente.

A su vez, y pese a que no aparece en dicho portal, Martínez Dalmau posee el 50% de una quinta vivienda en Lima, la capital de Perú. Su valor catastral en 2019 era de 54.673 euros, según declaró ese año como diputado autonómico. La Conselleria de Vivienda informó este lunes a GVA Oberta de esta ausencia, advertida por EL ESPAÑOL, con el objetivo de que la incluyan entre sus bienes.

Mónica Oltra, Ximo Puig y Rubén Martínez Dalmau. EE

Mónica Oltra, Ximo Puig y Rubén Martínez Dalmau. EE

La vivienda de Lima la adquirió junto a un socio. Fue una inversión durante su etapa en Latinoamérica -Martínez Dalmau es profesor de Derecho Constitucional y participó en la confección de textos como la Constitución de la República bolivariana de Venezuela-.

¿Y qué le parece que su partido lo considere un “gran tenedor”? ¿Encajaría de buen grado las exigencias de su propio partido para este colectivo? “No haría falta”, explica su departamento. ¿La razón? Que las restricciones se aplican cuando se trata de viviendas vacías con el objetivo de que alguien pueda habitarlas.

Y Dalmau asegura que todas y cada una de las suyas, incluida la de Lima, se encuentran habitadas mediante alquileres o la residencia de familiares. Además de las cinco viviendas, Martínez Dalmau tiene otros dos inmuebles en Jávea al 25%: un local valorado en 644.300 euros y una parcela valorada en 104.606 euros donde se halla instalada una antena de telefonía.

Por contra, el vicepresidente segundo de la Comunidad Valenciana ya no declara 10.000 euros que tenía invertidos en el espectacular complejo de hotel y oficinas BD Bacatá, proyectado en la capital colombiana de Bogotá. El proyecto fracasó. Se quedó a mitad construir y, en consecuencia, Dalmau dejó de presentar esta inversión en sus declaraciones, tal y como informó eldiario.es.

Otros “tenedores”

Otro destacado patrimonio del Ejecutivo valenciano es el de la consellera de Transparencia, Rosa Pérez Garijo. La dirigente de Izquierda Unida-EUPV (que concurrió a las elecciones junto a Podemos) tiene el 100% de cuatro viviendas en la provincia de Valencia, con un valor catastral de 53.858, 47.475, 21.021 y 20.790 euros, respectivamente.

Además tiene varios locales, garajes y fincas hasta alcanzar un total de 13 bienes inmuebles, todos ellos al 100%. Los más valiosos -en función de su valor catastral- son dos locales tasados en 187.971 y 155.770 euros.

Rosa Pérez Garijo, en una imagen de archivo. EE

Rosa Pérez Garijo, en una imagen de archivo. EE

También a una vivienda de ser considerado “gran tenedor” se queda el conseller de Educación, Vicent Marzá. El dirigente de Compromís tiene cuatro viviendas al 25%, todas ellas en su provincia de procedencia, Castellón. Su respectivo valor catastral es de 107.529, 102.776, 89.229 y 33.314 euros.

Por su parte, el conseller de Hacienda, Vicent Soler, declara la propiedad de tres viviendas, todas ellas al 50%. Dos se encuentran en la provincia de Valencia (la vivienda familiar del socialista y un piso que tiene alquilado), con valores catastrales de 60.056 y 53.278.

La restante está en territorio alicantino, un apartamento cuyo valor asciende a los 26.264 euros. El portal de transparencia le atribuye cinco viviendas, pero el dirigente aclara a este periódico que contabiliza erróneamente dos garajes, de 6.383 y 3.951 euros.

Puig y Oltra

Los rostros más conocidos del Consell no destacan precisamente por sus propiedades residenciales. El presidente valenciano, Ximo Puig, no tiene ninguna vivienda en propiedad. Solo ostenta el 17% de un inmueble urbano sin determinar valorado en 24.701 euros y radicado en Castellón.

La vicepresidenta Mónica Oltra sí tiene dos viviendas de pleno dominio, con un valor catastral de 56.491 y 40.866 euros, respectivamente.