Ximo Puig y Mónica Oltra, en 'Les Corts Valencianes'. EFE

Ximo Puig y Mónica Oltra, en 'Les Corts Valencianes'. EFE

Comunidad Valenciana CORONAVIRUS

La Comunidad Valenciana quiere prohibir también los encuentros en domicilios particulares

Contempla "limitar las reuniones a grupos de convivientes, con excepciones de crianza o cuidados, personas que viven solas y parejas no convivientes".

20 enero, 2021 13:08
Valencia

Noticias relacionadas

La Comunidad Valenciana, que anunció este miércoles el cierre total de la hostelería -entre otras restricciones para combatir la pandemia-, quiere prohibir también las reuniones en domicilios particulares. De momento se trata de una intención, puesto que la Generalitat Valenciana considera que se trata de una legislación compleja que afecta a derechos fundamentales y que no podrá ser introducida de inmediato.

Fue la vicepresidenta de la Generalitat Valenciana, Mónica Oltra, quien reveló esta intención este martes por la noche. La líder de Compromís salió al paso de las críticas por el veto a la hostelería mientras sí se permiten los encuentros en las casas.

"La Mesa Interdepartamental ha acordado limitar las reuniones a grupos de convivientes, con excepciones de crianza o cuidados, personas que viven solas y parejas no convivientes. Se regulará por Decreto del Presidente de la Generalitat una vez se sepa si también se puede avanzar el confinamiento nocturno", apuntó la dirigente.

Su anuncio fue toda una sorpresa. Horas antes no hicieron mención alguna al respecto ni el presidente valenciano, Ximo Puig, ni la consellera de Sanidad, Ana Barceló (ambos socialistas), en la rueda de prensa para anunciar las restricciones acordadas en la mencionada Mesa Interdepartamental. Tanto es así que subrayaron incluso que seguía vigente "el número máximo de 6 personas en las reuniones familiares".

Preguntadas al respecto, fuentes de Presidencia de la Generalitat Valenciana confirman a EL ESPAÑOL que "existe la voluntad de tomar esta medida". Precisan que no fue anunciada por tratarse de una restricción aún no adoptada por su "complejo encaje en el fundamento jurídico". Además, agregan que podría estar condicionada "a la modificación del decreto del estado de alarma del Gobierno de España".

Presidencia cita además el caso de las Islas Baleares, donde la aplicación de la restricción a las reuniones en domicilios requirió "un andamiaje jurídico muy elaborado". Fue por ello que, según explican, prefirieron no comunicar la decisión.

Oltra, por contra, ante las duras críticas que recibió el Ejecutivo por el cierre de la hostelería mientras las reuniones en casas siguen siendo posibles, decidió este martes anticipar el anuncio.

Medidas sí anunciadas

Las medidas sí anunciadas este martes son el cierre total de la hostelería en la autonomía (salvo el servicio para llevar y a domicilio), el cierre del comercio a partir de las 18.00 horas (salvo el considerado esencial) y el cierre de todas las instalaciones deportivas (salvo para profesionales).

A su vez, la autonomía se sumará al adelanto del toque de queda a las 20.00 horas en caso de que así lo permita el Gobierno de España. Las medidas entrarán en vigor a partir del jueves 21 de enero y se mantendrán durante los próximos 14 días.

En cuanto a los actuales confinamientos perimetrales de 29 poblaciones de la Comunidad Valenciana, Puig anunció que decaerán este miércoles por la noche. No se prorrogarán porque las restricciones aplicadas en el conjunto del territorio serán de la misma dureza que las aplicadas hasta ahora en estos municipios, según argumentó. Por contra, sí continúa el cierre perimetral del conjunto de la autonomía.