Soraya Rodríguez aseguraba la semana pasada, en plena polémica sobre el relator independiente para una mesa de partidos sobre Cataluña, que en las reuniones que tiene en el extranjero no se entendería esa figura más que en el marco internacional de una mediación para graves situaciones que desbordan los cauces previstos. Es "un error" aceptar un relator porque se acepta una demanda histórica de los partidos independentistas, dijo la diputada socialista por Valladolid en Onda Cero. Ya no tendrá ese problema en las reuniones del Consejo de Europa.

Noticias relacionadas

Por su parte, el diputado por Ciudad Real José María Barreda pidió al PSOE que pusiera "pie en pared" porque "una vez más" transmite "la impresión de que está cediendo en la batalla de las ideas y de los símbolos" ante los independentistas. 

Esta semana, ambos han sido apartados de algunas de sus responsabilidades. Rodríguez ya no formará parte de la Asamblea parlamentaria del Consejo de Europa, el organismo compuesto por diputados nacionales que se reúne en la sede de la vieja institución europea con sede en Estrasburgo. Barreda dejará de ser vocal suplente en la Diputación Permanente, el miniparlamento que se queda de guardia en el Congreso cuando las Cortes están disueltas en períodos electorales.

Así lo han ratificado fuentes de la dirección del grupo parlamentario socialista, que confirman que estos dos cambios son los únicos recientes y que los enmarcan dentro de la "normalidad".

En sustitución de Barreda, ex presidente de Castilla-La Mancha, entrará a la Diputación Permanente Carlota Merchán, portavoz socialista para la Agenda 2030. Los miembros de la Diputación Permanente siguen percibiendo salario y también gastos de desplazamiento cuando las Cortes están disueltas, a diferencia del resto de diputados. Por ese motivo, los partidos reservan a sus principales cargos como miembros en ese foro.

En sustitución de Rodríguez entrará a formar parte de la Asamblea del Consejo de Europa el diputado José Zaragoza, miembro de la dirección del grupo en el Congreso y responsable de Internacional. 

Tanto Rodríguez como Barreda siguen siendo diputados, un cargo que la dirección socialista no puede retirarles, hasta que Pedro Sánchez convoque las elecciones. Hasta ese momento también seguirán siendo presidentes de comisión (Mixta para la UE y Defensa, respectivamente), cargos que aportan un importante complemento su sueldo base como parlamentarios. 

Ninguno de los dos fue avisado de los cambios, que trascendieron en los medios de comunicación. "Algunos parece que han resucitado aquello de quien se mueve no sale en la foto", dijo Barreda este miércoles en referencia a la cita célebre de Alfonso Guerra.