Artadi, junto a Puigdemont en Bruselas

Artadi, junto a Puigdemont en Bruselas

España

Artadi: "Puigdemont tiene que ser un presidente que mande, en ningún caso simbólico"

La colaborada del expresident fugado dice que "no hay otro candidato posible" y descarta ser la próxima presidenta de la Generalitat.

Elsa Artadi entiende que el único candidato al Parlament "es Puigdemont". "No consideramos que el president Puigdemont deba ser un presidente simbólico. Ha de ser ejecutivo, legítimo y el presidente que debe de mandar. En ningún caso puede ser un president simbólico", ha insistido. 

Artadi ha sido mano derecha de Puigdemont durante los últimos dos años y mantiene inflexible su fidelidad al expresident fugado. "El president de la Generalitat número 131 será el 130. Nuestro candidato es Puigdemont. Pero no es sólo nuestro candidato, sino también el del Parlament. Como todos sabemos tiene 68 votos. Es el único president", ha respondido en una entrevista del diario Ara, descartando ser la próxima presidenta de la Generalitat. 

"No se entiende que se esté planteando algún plan B o tomar alternativas cuando hay un único candidato que es Puigdemont". Al respecto de las negociaciones en el Parlament sobre quién será investido finalmente o de la forma en la que se hará, Artadi señala que "se ha avanzado en algunas cosas. Había un acuerdo para que la mesa llegara a un acuerdo de investidura. Tenemos una mesa que es independentista y un acuerdo para su aplicación. Es el apoyo al candidato de JxCat, que no puede ser otro que Puigdemont". 

"Nuestra intención no es perpetuar el 155"

La aplicación del 155 "en ningún caso será perpetua, no es nuestra intención", aclara Artadi. "Se podría haber hecho ya la investidura, tendríamos gobierno. Nadie que aprecie las instituciones catalanas pretende alargar el 155". 

En los últimos días, su nombre está en el centro de la actualidad. "Me siento un poco bajo la lupa. Te encuentras con gente que piensa como si estuviéramos a mitad del siglo XX, con una actitud machista. El problema lo tiene la sociedad". 

Antigua militante del PDECat, confiesa que la decisión de dejar ese partido "fue personal". "No me sentía asfixiada, sí distanciada. No tiene nada que ver con lo que ha pasado después de octubre o con alguna persona en concreto".