Albacete NUEVO ARCHIVO MUNICIPAL

Preocupación en Albacete por el futuro de unas baldosas centenarias

22 agosto, 2018 12:18

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Albacete ha pedido al equipo de Gobierno que modifique el proyecto donde se quiere instalar el nuevo Archivo Municipal para que no se destruyan las baldosas ubicadas en la primera planta del antiguo colegio de la calle León que son "centenarias".

Según ha explicado el concejal socialista Manuel Martínez, el proyecto del archivo, que se presentó el pasado mes de mayo, y cuyo presupuesto asciende a los 500.000 euros, no comprende en ningún apartado la conservación de estas baldosas sino su sustitución por un tipo de pavimento continuo de microcemento gris.

Por todo esto, desde el PSOE "exigen" al alcalde de la ciudad, Manuel Serrano, que "preste atención a esta demanda que no es baladí y que antes de sacar los pliegos de contratación de la obra y antes de que nadie rompa las baldosas, se modifique el proyecto y se estudie qué parte se encuentra en buen estado para mantenerlo en el nuevo Archivo Municipal".

En caso de que no fuera viable desde el punto de vista estructural --ya que el peso de los documentos del archivo exige que se modifique el forjado--, desde el grupo político proponen "que no se destruyan" y, si no se puede desde el punto de vista estructural, que no se eliminen y que "se recuperen para algún otro edificio de la ciudad" como la casa de la Cultura José Saramago o alguno de los nuevos centros socioculturales de nueva construcción.

Según ha explicado el concejal, el suelo de este tipo de baldosas hidráulicas "únicas en su tipología" está en las aulas de la primera planta, ocupa una superficie total de 400 metros cuadrados, y están inspiradas en el Art Decó y el Modernismo, que se puso de moda en los años 20.

El nuevo archivo se ha proyectado para ubicarlo en un antiguo colegio de la calle León que se inauguró en el año 1934, con la presencia del entonces alcalde Virgilio Martínez Gutiérrez, bajo el nombre de 'Nicolás Salmerón', primer presidente de la República aunque tras la postguerra pasó a denominarse 'General Primo de Rivera'.

Fue en el año 2004 cuando dejó su función docente pero desde el PSOE piden que no se destruya porque han sido "miles de albaceteños los que han estudiado sobre estas baldosas" y para que las "futuras generaciones puedan seguir disfrutando de un patrimonio que cada vez es menor en Albacete".

"Queremos evitar una nueva destrucción de un elemento imponente que forma parte de nuestra historia" y que el patrimonio histórico se "adapte a las nuevas necesidades de la ciudad", ha finalizado.

El Ayuntamiento responde que no pueden usarse

Por su parte, el concejal del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Albacete Julián Garijo ha explicado este miércoles que las baldosas de la primera planta del colegio Primo de Rivera, donde se reubicará el Archivo Municipal, no podrían utilizarse en el mismo lugar ya que no reúne las características técnicas necesarias para cumplir las actuales normativas de accesibilidad, seguridad y resbaladicidad, por lo que no pueden formar parte de ningún edificio de uso público.

El responsable de Obras Públicas ha contestado así al edil socialista Manuel Martínez, y le ha recordado que estas baldosas, al igual que el edificio en cuestión, no disponen de ningún tipo de protección, ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.

Las obras obligan a reforzar la estructura de la planta primera del edificio, puesto que actualmente no cuentan con la resistencia suficiente para darle un uso público, según ha explicado el edil, y para ello hay que retirar el suelo existente, aplicar una nueva capa de hormigón y recolocar las baldosas del pavimento final, para lo que se ha previsto la colocación de unas similares a las actuales.