Region HA REMITIDO UN ESCRITO AL CONSEJERO DE SANIDAD Y AL PRESIDENTE

Europa Laica podría querellarse contra la Junta por permitir los actos religiosos de las fiestas patronales

24 agosto, 2020 17:52

Europa Laica ha anunciado este lunes que podría querellarse contra la Junta de Castilla-La Mancha "por establecer una excepción a los actos religiosos de las fiestas patronales en las medidas contra el COVID-19". Así lo ha indicado en un escrito remitido al consejero de Sanidad y al presidente, Emiliano García-Page.

Desde la organización no entienden que pueda haber unaexcepción a eventos y celebraciones religiosas relacionadas con las fiestas patronales, "incluso contradiciendo el propio decreto". Además, deducen que se refiere, exclusivamente, a celebraciones católicas, "lo que conllevaría un hecho aun más grave, ya que supone unadiscriminación con respecto a la diversidad y pluralidad de creencias". "En un Estadoconstitucionalmente no confesional no tiene por qué haber un tratamiento de privilegio para determinadas ideologías, por muy respetables que están sean, como son las creencias individuales de las personas", han señalado.

“El pasado 21 de agosto una denominadaAsociación Española de Abogados Cristianosanunció una querella, por “prevaricación y delito cometido por funcionario público contra el ejercicio de derechos fundamentales” contra el consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, por la resolución de confinamiento del municipio albacetense de Villamalea, debido a los brotes de coronavirus, en concreto,por el apartado que suspende la actividad religiosa de cualquier tipo.Si esta ha sido la causa por la que se hace esa excepción en este Decreto, nos parece unenorme desatinoy por el mismo motivoEuropa Laica podría también querellarse por hacer una excepción por motivos religiosos, en momentos de tantísimo sufrimiento y de tantísimas incertidumbres que amenazan a la salud y a la economía", han explicado.

Europa Laica se ha dirigido al consejero de Sanidad y al presidente del Gobierno en Castilla-La Mancha para que rectifiquen lo antes posible lo que entienden es "un grave error". "Hechos de esta naturaleza están más cercanos al pasado que al siglo XXI, en el marco de una sociedad altamente secularizada y en donde a todas las creencias y convicciones se les ha de tratar por igual", han concluido.