Region SE CONSIDERAN "LOS MÁS CASTIGADOS POR LOS RECORTES"

Gran enfado de los médicos de Castilla-La Mancha al sentirse "discriminados" respecto a los demás funcionarios

12 marzo, 2018 12:24

El Sindicato Médico de Castilla-La Mancha (CESM) ha asegurado que el acuerdo firmado por el Ministerio de Hacienda y los sindicatos de la mesa de la Función Pública (CCOO, UGT y CSIF) sobre retribuciones de los empleados públicos es "insuficiente" y consolida los recortes salariales del año 2010.

En un comunicado remitido hoy, CESM ha considerado que "no satisface en absoluto las demandas de los facultativos" y supone "una auténtica discriminación" para el colectivo respecto al resto de trabajadores de la Administración, pues no parten desde las mismas condiciones.

Se consideran "los más castigados con los recortes"

"No hay que olvidar que los facultativos de Castilla-La Mancha fueron los más castigados con los recortes, que afectaron especialmente a los médicos con la Ley 1-2012 del anterior Gobierno autonómico", ha lamentado el sindicato, que también ha destacado que las pérdidas llegan en muchos casos hasta el 30 por ciento de los salarios.

En este sentido, ha explicado que se les recortó el 9 por ciento de sus retribuciones frente al 5 por ciento del resto del sector público, así como el 41 por ciento en las pagas extras, además de que se paralizó la carrera profesional y se hicieron recortes en los módulos para exentos mayores de 55 años que no realizan guardias.

También ha recordado que la jornada de 35 horas ha sido vinculada en ese acuerdo al cumplimiento de los objetivos económicos del Gobierno de España, cuando en esta región ya se disfrutaba y fue anulada por el Tribunal Constitucional a instancias del propio Ejecutivo nacional.

Asimismo, ha incidido en que se vincula también la tasa de reposición para nuevas contrataciones y en que los días de libre disposición se aumentan a 11 para facilitar la conciliación de la vida familiar y laboral, pero son recuperables, mientras que ahora disponen de 6 y no son recuperables.

Por todo ello, CESM se ha preguntado en qué beneficia este acuerdo a los facultativos y ha exigido el abandono de las políticas de recortes en la sanidad por parte del Gobierno nacional y la derogación de la Ley 1/2012 por parte del Ejecutivo autonómico.

Además, el sindicato se ha adherido a la manifestación prevista el día 21 de marzo a las 12.00 horas frente al Ministerio de Sanidad para decir basta, ha apuntado, "al atropello al que estamos siendo sometidos".

"Ante el deterioro de las condiciones laborales de los médicos, las sobrecargas de trabajo o la falta de facultativos, consideramos que se debe hacer un cambio radical en la política sanitaria a todos los niveles o auguramos un agravamiento de los problemas de la sanidad pública que, sin duda, irá en detrimento de los pacientes", ha concluido.

UGT y CCOO defienden el acuerdo

Sin embargo, los sindicatos UGT y CCOO de Castilla-La Mancha han asegurado que el acuerdo general en la función pública firmado este viernes entre el ministro de Hacienda, Cristobal Montoro y los representantes de los sindicatos es "un primer paso", ya que se produce "un cambio de tendencia de lo que han sido los últimos diez años".

Así se ha referido el secretario regional de UGT Castilla-La Mancha, Carlos Pedrosa, a preguntas de los medios durante una rueda de prensa junto al secretario regional de CCOO regional, Paco de la Rosa.

Pedrosa ha destacado que los empleados públicos han perdido "en torno al 14 por ciento de media de poder adquisitivo" y se las ha "sustraído" al conjunto de los empleados públicos "de un derecho sagrado como la negociación colectiva". Esto supone, para el líder de UGT, un "punto de inicio para la recuperación de poder adquisitivo y calidad en el empleo".

Por su parte, el líder de CCOO en la región, ha valorado positivamente el acuerdo y ha dicho que desde su formación se han puesto en contacto con las administraciones públicas para empezar a "dar cuerpo", ya que "todavía quedan muchas cosas por dibujar", después "del conjunto de tropelias que se han hecho al área pública".

Este acuerdo, para De la Rosa, "marca un cambio de tendencia, por lo menos ha sido posible cerrar un acuerdo marco para dignificar los servicios públicos", es por ello que ha pedido hablar de "oferta pública de empleo, tasa de reposición suficiente, dignificación del trabajo y recuperación de poder adquisitivo".