Empresas ACUERDO PARA LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA

El líder de UGT en Castilla-La Mancha, autocrítico y sin tapujos: "Ha sido un rotundo fracaso"

11 enero, 2018 12:19

El secretario regional de UGT, Carlos Pedrosa, ha afirmado hoy que el acuerdo de diálogo social para la negociación colectiva que suscribieron en 2017 los sindicatos y la patronal de Castilla-La Mancha "ha sido un rotundo fracaso" porque los salarios no han subido por encima de la inflación.

A preguntas de los periodistas, Pedrosa ha recordado que cuando UGT, CCOO y la Confederación de Empresarios de Castilla-La Mancha (Cecam) suscribieron el acuerdo, en julio de 2017, dijo que habría que evaluarlo el 31 de diciembre y de esa evaluación se desprende "que ha sido un rotundo fracaso, porque los salarios no han subido ni una décima prácticamente por encima de la inflación del año".

En relación a la negociación colectiva, el líder regional de UGT ha dicho que me preocupa "que sigamos siendo incapaces de cerrar un acuerdo en materia de negociación colectiva para el conjunto del país, con CEOE y Cepyme".

También le preocupan las declaraciones que a lo largo del pasado año vino haciendo el presidente Cecam, Ángel Nicolás, y el "volumen enorme" de convenios colectivos que habría renovar este año, que está en torno a los 60.

Este volumen de convenios supone "un trabajo importante", en el que UGT pretende impulsar un salario mínimo de convenio de 1.000 euros y unas subidas salariales que permitan recuperar poder adquisitivo frente al resto de salarios del país.

Para ello "tendríamos que estar en cifras superiores al 2 por ciento de incremento salarial y lo más cercanas que fuera posible al 3 por ciento" ha comentado Pedrosa, que ha añadido: "Si no nos movemos en esos parámetros me preocupan todos los convenios y especialmente aquellos como los de metal y otros que son los que engloban mayor población activa".

Críticas al presidente de Cecam

Pedrosa ha criticado la actitud de Nicolás, porque desde que se suscribió el acuerdo de diálogo social "siempre ha tirado balones fuera en relación a la negociación colectiva, alegando el tamaño de las empresas de la comunidad autónoma".

Sin embargo, ha considerado que este argumento tiene una respuesta fácil, ya que las empresas de Castilla-La Mancha lo que necesitan es que se reactive el consumo, porque la mayoría tienen menos de cinco trabajadores, en la región hay muchos autónomos y están muy vinculadas al consumo de los ciudadanos y de sus familias.

Por lo tanto reactivar el consumo solo tiene una solución, propiciar "subidas salariales que lo permitan", ha sentenciado.

También ha cuestionado otras declaraciones de Nicolás, como cuando afirmó que los sindicatos "son instituciones del siglo XIX".

Al respecto, Pedrosa ha aseverado: "Hoy en día en este país, en el que el 0,4 de la población es propietaria del 50 por ciento del producto interior bruto, de la riqueza nacional, los que mantienen ese espíritu de lucha de clases y todo para ellos son los empresarios".