Castilla la mancha MIGUEL ÁNGEL COLLADO, CANDIDATO A RECTOR DE LA UCLM

"Opto a mi tercer mandato con la intención de seguir apoyando radicalmente a los estudiantes"

1 diciembre, 2020 00:00

Miguel Ángel Collado (Santander, 1958) opta a su tercer mandato como rector de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), cargo al que accedió justamente hace nueve años, en diciembre de 2011, tras vencer en las elecciones aFrancisco José Quiles, a quien volvió a derrotar en 2016. Ahora su rival es otro, Julián Garde, quien hasta principios de año fuese uno de sus hombres más cercanos como vicerrector de Investigación y Política Científica. Collado, catedrático en Derecho Financiero y Tributario, comenzó a trabajar en la UCLM en 1992 como profesor titular de la Facultad de Derecho de Albacete, por lo que tiene un profundo conocimiento de la realidad universitaria castellano-manchega. Rector de formas moderadas pero tan pragmático como independiente, busca otros cuatro años de mandato para completar su proyecto al frente de la universidad. La primera vuelta, el próximo jueves 3 de diciembre. Y estos son sus planes.

Se cumplen nueve años desde que fuese elegido rector por primera vez. ¿Cómo ha cambiado la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) en todo este tiempo?

La Universidad ha cambiado mucho, en gran medida gracias a que logramos firmar un buen convenio con la Junta de Comunidades, incrementándose la financiación que recibimos. Eso nos ha permitido crecer en docencia, investigación y transferencia, además de fortalecer la plantilla, tanto en personal docente, investigador como Personal de Administración y Servicios (PAS).

¿Cuáles son los logros de los que se siente más orgulloso?

La investigación ha sido priorizada gracias a una apuesta decidida del Consejo de Dirección de la UCLM, que ha decidido dedicarle el 25 por ciento del presupuesto de la universidad. Eso nos ha permitido desarrollar un Plan Propio de Investigación con el que hemos incorporado contratados pre y post doctorales, hemos ayudado económicamente a los grupos de investigación y hemos puesto en marcha un plan de mantenimiento y reparación de equipamientos. Además, hemos incrementado la oferta académica tanto de grados como de másteres y hemos crecido en número de estudiantes, también extranjeros. De hecho, hemos ampliado el número de grados y másters internacionales y bilingües y ha aumentado el número de alumnos de la UCLM que completan su formación fuera de España. Y hemos puesto en marcha algunas infraestructuras tan importantes como la Facultad de Farmacia de Albacete o el Instituto de Tecnología, Construcción y Telecomunicaciones en Cuenca.

Ahora opta a su tercer mandato en la UCLM. ¿Cuáles son las líneas estratégicas de su programa, los hitos con los que pretende completar su proyecto en los próximos años?

El gran objetivo es acelerar las inversiones y captar todos los fondos posibles ahora que hay tantos recursos disponibles a nivel nacional y, sobre todo, europeo. Vamos a poner todos nuestro empeño en captarlos para apoyar la investigación, el desarrollo de los campus y los recursos humanos. Y un segundo reto es negociar un nuevo convenio de financiación con la Junta, que tenga una parte estructural pero, además, que introduzca otra variable en función de resultados evaluables a través de indicadores de competitividad y posicionamiento.

En 2021, precisamente, acaba la vigencia del Contrato-Programa de financiación acordado con el Gobierno de Castilla-La Mancha. ¿Qué cifras mínimas maneja para garantizar el correcto funcionamiento de la universidad?

La cantidad se la plantearé directamente a la Junta. Sí le puedo adelantar que mi idea es que el nuevo convenio al menos tenga cuatro años de duración, un tiempo que nos permitiría trabajar con certezas.

Por cierto, usted ha sido un rector independiente y firme en la defensa de los intereses de la UCLM, lo que en ocasiones ha provocado desencuentros con la Junta. ¿Cómo definiría su relación actual con el Gobierno de Castilla-La Mancha?

Es una buena relación, muy buena. Se lo voy a corroborar con un dato: firmamos el convenio de financiación en el año 2018 y ambas partes estamos cumpliendo con lo pactado. De nuestro lado, tal y como nos comprometimos, estamos acabando los últimos años con superávit. Y, por parte de la Junta, sin ir más lejos, en el proyecto de presupuestos para 2021 han recogido todas las cantidades de financiación comprometidas con la universidad, que es algo que les quiero agradecer públicamente. La UCLM cumple y la Junta cumple.

Permítame la maldad. ¿Si vuelve usted a ganar algún mandatario se va a llevar un disgusto o no es para tanto?

El Gobierno de Castilla-La Mancha, como todos los gobiernos, quiere lo mejor para la universidad de su tierra. Por lo tanto, aceptará cualquiera que sea el resultado.

Quien fuese vicerrector de Investigación, Julián Garde, ha pasado de ser su mano derecha a ser su competidor en estas elecciones. ¿Le sorprendió su decisión de presentarse como candidato a rector o se lo esperaba?

Prefiero hablar de mi proyecto. Respeto a Julián Garde pero yo quiero hablar de mi proyecto.

Supongo que le habrá dado tiempo, al menos, a echar un vistazo al programa electoral de su único rival. ¿Qué le parece?

No, no. No quiero hacer ningún comentario en ese sentido. Mi responsabilidad como candidato es presentar mi propio programa a todos los centros y a todos los colectivos de la universidad, además de responder a todas sus preguntas, que es algo que estamos haciendo durante los días de campaña. La agenda es muy apretada.

Ya ha adelantado que, en caso de ser reelegido, va reestructurar su equipo de gobierno. ¿Qué áreas va a fortalecer?

La estructura tiene que fortalecerse porque cada vez tenemos más retos que cumplir y más objetivos que alcanzar, además de querer siempre seguir mejorando como universidad. Por eso voy a crear un Vicerrectorado de Igualdad y Responsabilidad Social, otro de Sostenibilidad y otro de Salud, que se encargará de gestionar todos los temas relacionados con la prevención y la salud de los integrantes de la comunidad universitaria. Además, considero conveniente reforzar otros como el de Economía o el de Planificación, que tienen un trabajo inmenso y muy complejo, por lo que vamos a poner en marcha también el de Infraestructuras y Transición Digital, que es uno de los retos en los que tenemos que profundizar más pese a que ya somos una universidad avanzada digitalmente. También queremos reforzar el vicerrectorado de Estudiantes para dar mejor servicio e incrementar nuevas medidas en apoyo del alumnado y vamos a recuperar el Vicerrectorado de Campus como una figura de representación más directa de la universidad en los campus, para que tenga relaciones con la sociedad y con las instituciones y que sea también un elemento aglutinador de la actividad de los distintos campus.

¿Qué ofrece usted a los estudiantes para conseguir su voto el próximo jueves 3 de diciembre?

Opto a mi tercer mandato con la intención de seguir apoyando radicalmente a los estudiantes, tanto ofreciendo una formación de calidad como incrementando las becas y las ayudas. En esa línea, vamos a negociar con la Junta la puesta en marcha de un bono de transporte para desplazarse entre las ciudades universitarias y la bonificación de los créditos que aprueben. Además, estamos decididos a facilitar la empleabilidad y vamos a poner en marcha un proyecto de prácticas remuneradas para los estudiantes, de forma que las empresas abonen una remuneración a los alumnos en prácticas y que posteriormente puedan recuperar ese dinero a través del Fondo Social Europeo.

En las pasadas elecciones, las de 2016, la participación entre los estudiantes no llegó al 27 por ciento el día de las votaciones. ¿No le preocupa tanto desapego entre el alumnado? ¿Espera que en esta ocasión el porcentaje sea más elevado?

Lógicamente, cuanto más alta sea la participación, mejor para el sistema. De todas formas, ese 27 por ciento de participación entre los estudiantes es una cifra elevada si se compara con la media del sistema universitario español.

Las elecciones universitarias se celebran bajo la fórmula de voto ponderado, siendo los profesores doctores quienes cuentan con mayor poder de decisión. ¿Qué les puede ofrecer de cara a su tercer mandato?

Los recursos humanos, en general, son el principal activo de una institución como la universidad. Vamos a poner en marcha un programa para incorporar nuevo personal docente e investigador, pero además vamos a activar herramientas para favorecer la estabilización de la plantilla y un plan de rejuvenecimiento de la misma. En cuanto al Personal de Administración y Servicios los principales retos son dos: elaborar una nueva Relación de Puestos de Trabajo (RPT) e incrementar la cualificación y el número de efectivos de dicha plantilla, porque la actual es escasa.