El Aston Villa buscó todas las fórmulas para que Jack Grealish no fichara por el Manchester City. Una de ellas fue ofrecérselo al Real Madrid, que en ningún momento ha barajado esa posibilidad. Las opciones del club merengue, como ha venido publicando EL BERNABÉU, siempre fueron Alaba y Mbappé, por lo que la operación del inglés no tenía futuro alguno. Pese a ello, en el Aston Villa lo intentaron.

Noticias relacionadas

Así lo confirma el diario Daily Mail, que señala que según algunos informes, en el Aston Villa no querían reforzar al Manchester City. Incluso se sondeó al Manchester United, contra los que también competirán en la Premier League. Pero, por encima de todo, no querían que fichara por el City. Madrid o United, pero nunca los de Guardiola.

La operación se ha acabado cerrando por 100 millones de libras. Y se ha retrasado porque el Aston Villa, a principios de semana, intentó buscar otro destino para su jugador estrella. El City, según este informe, no conocía las claves de la cláusula de rescisión de Grealish, por lo que tenía menos armas para acometer la operación.

El club británico no pudo hacer nada y tuvo que ceder. Tanto el jugador como sus agentes habían trasladado la intención de jugar en el Manchester City y eso es lo que sucederá. A sus 25 años, el jugador se ha convertido en una de las revelaciones de la Eurocopa y aspira a ser una pieza fundamental en el equipo de Guardiola. Su ímpetu por ser un citizen más, por el momento, le dejan en una buena posición.

Pese a todos esos intentos, Grealish siempre tuvo claro dónde quería continuar su carrera tras la buena imagen de la Eurocopa. "Jugar para el mejor entrenador del mundo fue algo que no pude rechazar. También por los jugadores que hay aquí, obviamente. Creo que todo el mundo sabe lo mucho que me gusta Kevin De Bruyne, jugar junto a él será un sueño hecho realidad", ha indicado en una entrevista para la web del club. Su objetivo no es otro que "competir por títulos, por grandes títulos".

Sin opción con Messi

El miedo en Inglaterra a la plantilla que podía armar el City se ha rebajado en las últimas horas. En un primer momento se incluyó la opción del equipo inglés entre los posibles destinos de Leo Messi, que no seguirá en el Barcelona por la imposibilidad económica de inscribirle. Sin embargo, el futuro del argentino está muy cerca del PSG y cada vez más lejos del conjunto de la Premier League.

De hecho, hasta el propio Pep Guardiola descartó a su equipo para pujar por Messi. "Pensábamos que Messi se quedaba en Barcelona. Grealish será nuestro 10. Ahora mismo Messi no está en nuestros planes", reconoció el técnico catalán a las pocas horas de que estallara la noticia. 

[Más información - El PSG, obligado a vender por 180 millones si quiere fichar a Messi: Mbappé, más cerca del Real Madrid]