Brahim Díaz, que fue fichado por el Real Madrid en enero de 2019, tiene contrato de blanco hasta 2025 y para los merengues es una pieza importante de futuro. De presente no lo será esta temporada. Después de que su cesión al AC Milan la temporada pasada fuera tan prolífica, la dirección, el jugador y el equipo italiano consideran que debe tener continuidad en la Serie A. El malagueño regresará al conjunto lombardo en una cesión de dos temporadas. Eso sí, sin opción de compra.

Noticias relacionadas

Su verano se va aclarando después de que empezara con una sensación agridulce. Fue líder de 'La Rojita' que cayó en semifinales ante Portugal en el Europeo sub21. El futbolista del Real Madrid llegaba al torneo como una de las estrellas y, con esa condición, la Selección le dio su espacio. Precisamente, en ese último partido fue uno de los que tuvo en sus piernas el gol que podía haber llevado a la selección de Luis de la Fuente a la final del torneo y a poder revalidar el título.

El futbolista, después de unas merecidas vacaciones, regresó a la disciplina blanca cuando comenzó la pretemporada. En Italia ha enamorado a los rossoneri y eso ha hecho que muchos se planteen un traspaso. Es una de las principales promesas del país y en la entidad blanca así lo valora. Brahim llegó dentro del plan de jugadores que iban a rejuvenecer la plantilla y que están llamados a coger el protagonismo que, hoy en día, tienen otros.

Brahim Díaz celebrando un gol con el AC Milan Lapresse / Tano Pecoraro / LaPresse / DPA

Su sueño sigue siendo triunfar en el Real Madrid y los blancos, por el momento, se lo aseguran. Antes, tendrá que seguir con la tendencia positiva que ha comenzado con el Milan en la última temporada. Este año podrá jugar la Champions League con el objetivo de aprovechar los focos que da esta competición. Tendrá dos campañas para brillar en Italia y, entonces, regresar al club blanco con un puesto de la importancia que promete su progresión.

Gana el Real Madrid

La intención del Real Madrid en todo momento ha sido la de mantenerle bajo su propiedad. El Milan ha insistido mucho para hacerse con él. Primero preguntando por su traspaso, ante lo que se encontró con la negativa del club blanco, que, teniendo en cuenta que el jugador quería regresar al equipo 'rossonero' o seguir con Ancelotti si le prometía minutos, les ofreció una cesión. El conjunto transalpino quería continuidad y pidió incluir una cláusula de compra y otra de recompra para los merengues, cuestión a la que también se negaron desde Concha Espina.

Finalmente, el acuerdo se ha cerrado con la cesión por las próximas dos temporadas, un tiempo más que suficiente para que este jugador de 22 años de un gran paso hacia adelante. El primero lo ha dado este último año asentándose en un equipo que quiere regresar a la primera línea europea, ahora tendrá cierto margen para llevar a otro nivel tanto su juego como a todo un histórico. De conseguirlo, las puertas del Real Madrid estarán más que abiertas para su regreso.

[Más información: Brahim volverá al Milan: las cifras del acuerdo con el Real Madrid]