El matrimonio que Raphaël Varane y el Real Madrid comenzaron en 2011 está a punto de encontrar su final. Parece inevitable para el conjunto blanco que el central francés no vaya a poner punto y a parte a su etapa como futbolista merengue. El defensa tiene que tomar una decisión definitiva sobre la oferta de renovación, una respuesta que podría llegar en los próximos días ya que el Manchester United está a punto de realizar la embestida final para hacerse con sus servicios.

Noticias relacionadas

El Real Madrid realizó una propuesta al defensa antes de que terminara la temporada. Esta era de en torno a ocho millones de euros. No es que la cuestión económica perturbe a Varane, pero los ingleses van a elevar su apuesta cuatro millones por encima de la cantidad que pusieron los merengues. Con esta premisa, unida a su intención de querer aventurarse en un nuevo objetivo, el galo está decidido a salir de la entidad blanca más pronto que tarde.

La entidad presidida por Florentino Pérez no pretende que Varane saliera gratis en 2022 si su intención, como hasta ahora ha demostrado, era la de no renovar. Ante esta situación, el Manchester United se mostró más que predispuesto a lanzarse a por el jugador. El problema estaba en la cantidad que tendrían que pagar por él y el Real Madrid tampoco lo va a regalar. En las últimas horas se han intensificado los contactos entre las dos partes y el francés ya está decidido a poner rumbo a la Premier League.

Raphael Varane, durante un partido con el Real Madrid

En los próximos días va a llegar una oferta formal del Manchester United después de este tanteo para conocer cómo estaba la situación exactamente. Ambas partes se han mostrado satisfechas para dar el paso, por lo que el baile ha comenzado para ver quién se lleva el gato al agua. Todo depende de que la propuesta del equipo inglés esté a la altura de lo que espera el Real Madrid, ya que el francés acepta cobrar los 12 millones de salario que pone encima de la mesa la entidad presidida por los Glazer, el mismo que tenía Sergio Ramos cuando era capitán merengue. En todo caso, estamos ante la semana decisiva.

La pretensión

El Real Madrid no tiene prisa para venderle, aunque no quieren que esta operación se dilate hasta 2022, algo que supondría que saliera gratis ya que no va a renovar. La pretensión para que los blancos dejen salir a Varane es que el United ponga más de 50 millones de euros. La dirección no aceptará ninguna oferta por debajo de esa cantidad. Si los 'Red Devils' no llegan a esa cantidad, los merengues no lo venderán y terminará su contrato.

Varane, durante la presentación del nuevo balón de LaLiga EFE

El adiós de Varane está más cerca que nunca, aunque no está cerrado. El United ya ha hecho una gran inversión en el mercado de fichajes de este verano después de que pagaran 85 millones por Jadon Sancho. En ese intento de asalto al título de la Premier League que ganaron sus vecinos en esta última temporada, la operación de Varane se antoja como fundamental. Están decididos, pero tendrán que llegar a esas cantidades si quieren contar con el francés en la 2021/2022.

Su recambio

Si se termina marchando, el Real Madrid tiene claro cuál es el futuro de la zaga merengue. Si Jesús Vallejo explicaba a EL ESPAÑOL esta última semana que está "preparado" para regresar de forma definitiva a la entidad merengue, el cuerpo técnico de Carlo Ancelotti también está decidido a que sea así. El zaragozano sería el cuarto central del equipo, siendo Eder Militao, David Alaba y Nacho Fernández los hombres fuertes de la defensa blanca.

[Más información: Vallejo: "Estoy preparado para el Real Madrid"]