Sergio Ramos ya es nuevo jugador del PSG. El día que muy pocos aficionados al fútbol se atrevían a pronosticar ha terminado sucediendo. El central que ha sido capitán del Real Madrid en las últimas temporadas y que pasó 16 campañas en el club blanco ha hecho oficial su vinculación con los parisinos. Firma para los dos próximos años hasta 2023, la condición que le pidió en un principio a los merengues. Llevará el número 4 que llevaba hasta ahora Thilo Kehrer.

Noticias relacionadas

"Este número 4, lo aprecio mucho por superstición, porque lo tuve desde el principio de mi carrera, y luego me acompañó durante toda mi vida, me persiguió, me trajo suerte, y muchas victorias. Para mí es un privilegio poder llevar este número en un equipo tan bonito como el París Saint-Germain", explicó sobre esta circunstancia Ramos en los medios del club.

Ya será imposible que Sergio Ramos acabe su carrera en el Santiago Bernabéu porque todo indica que el futbolista ha firmado el que está llamado a ser su último gran contrato en Europa. Eso sí, los que aparentemente serán sus últimos pasos los dará junto a viejos conocidos como Keylor Navas o Ángel Di María, así como con otros grandes futbolistas como Neymar Junior. Más en el aire está que lo haga con Kylian Mbappé, que ya ha anunciado al PSG que no renovará su contrato.

No ha sido sencillo llegar a este punto. En un principio, tal y como se informó desde Francia, el jugador pedía dos años de contrato, así como se los exigió al Real Madrid, y el PSG no se los daba. Parece que las dos partes se han terminado poniendo de acuerdo para alcanzar esa duración de su vinculación. Desde París querían que Ramos acepte un año de contrato con opción de una temporada más. Eso sí, sin prima de fichaje. Entre estas variables se habrá movido la operación para llegar al acuerdo final.

El español, tal y como anunció la Cadena COPE, había revelado a sus compañeros del vestuario del Real Madrid que acabaría en el PSG. Era un secreto a voces y todo ha terminado certificándose con este comunicado oficial. Aunque en su despedida dejó claro que no habían pensado "en ningún momento nada con ningún equipo", parecía que la intención del central de Camas era la de poner rumbo a Francia por las facilidades que encontrará allí, además de la apuesta deportiva.

Lo que supone

El adiós de Sergio Ramos del Real Madrid supone el fin de una época, pero también un cambio en su defensa. A la espera de lo que suceda con Raphael Varane, habrá una reestructuración de la zaga blanca. Su salida ha quedado cubierta con el fichaje de David Alaba. El paso adelante de Eder Militao también le coloca en la posición de titular. Nacho Fernández volverá a ser el comodín con las dudas sobre quién será el cuarto central. Vallejo, Chust y Gila aspiran al puesto.

En perspectiva PSG, la llegada de Sergio Ramos puede convertir la defensa parisina a una situación de tres centrales y carrileros. El español, que ha disputado algún encuentro con este esquema en el Real Madrid en la última temporada, podría conformar una zaga de mucho nivel con Presnel Kimpembe y Marquinhos. Lo que es seguro es que los parisinos suben la apuesta por una Champions League que también es el objetivo del jugador andaluz.

[Más información: El Manchester United le pone a Varane el sueldo de Sergio Ramos y el Real Madrid no puede llegar]