La situación de Gareth Bale en el Tottenham no está siendo muy diferente a la que vivió en el Real Madrid. Su estado físico no termina de convencer y la continuidad que esperaba tener tampoco llega. Tanto que el jugador, cedido por el club merengue, vuelve a estar en el centro de la diana. En esta ocasión por una simple publicación en redes sociales que ha sido desmentida por su entrenador, José Mourinho.

Noticias relacionadas

El técnico luso, que siempre ha recalcado ante los medios de comunicación que Bale debía pelear por los minutos como un jugador más de la plantilla, ha negado que el delantero se encuentre en buena forma física tras la última sesión de entrenamiento. Mourinho, de hecho, ha señalado la misma publicación de Bale y ha aclarado que no es cierto lo que se decía en ella.

El entrenador del Tottenham se refería a un post de Instagram en el que Bale, hace unos días, compartía una imagen de la sesión de entrenamiento y la definía como "una buen sesión". La publicación incluso contó con la reacción de la propia cuenta oficial de los spurs, que mandaban su apoyo al jugador con el popular emoji de un brazo haciendo fuerza.

Sin embargo, ante las dudas sobre cómo se encontraba Bale y cuál era su papel en el equipo, Mourinho ha sido tan claro como siempre frente a la prensa. Su ausencia posterior ante el Everton provocó cierta polémica y el luso lo ha querido aclarar en su última comparecencia.

El entrenador del Tottenham ha explicado que "probablemente esa publicación" no la haya realizado ni el propio Bale en persona, "pero lo que decía era que el entrenamiento había sido bueno y que estaba listo, y no era cierto". "Tengo que decir la verdad", ha subrayado Mourinho, algo cansado por el 'caso Bale' desde el inicio de temporada.

Gareth Bale, en un partido del Tottenham en la temporada 2020/2021 Reuters

Según el portugués, Bale "no se encontraba bien" y, tras realizarse un escáner que no mostró nada importante, el galés seguía "sin estar bien". Es por ello que el técnico le dejó fuera del duelo ante el Everton  correspondiente a la FA Cup, sumando así un nuevo partido sin contar con minutos. Y es que en las anteriores dos jornadas de Premier ya se había quedado en el banquillo sin disfrutar de ninguna presencia sobre el césped.

Las dudas con Bale

Gareth Bale, que llegó como fichaje estrella pero tuvo que retrasar su redebut por unos problemas físicos, solo ha jugado dos partidos de la competición doméstica en lo que va de año. En toda la temporada acumula 15 partidos y en gran medida gracias a su participación en la Europa League, donde los de Mourinho solo sumaron una derrota y un empate con Bale contando en todas y cada una de las citas disputadas.

La cesión del galés acaba a final de temporada y hace unas semanas se comenzó a especular sobre cuál iba a ser su futuro. Mourinho, en aquella ocasión, aprovechó esa incertidumbre para motivar a Bale en uno de los entrenamientos del equipo.

[Más información - "Bale no está al nivel que todos esperábamos"]