Después de ser elegido como embajador de la Champions League para el Santander, el exdelantero brasileño ha admitido que "es un honor estar aquí otra vez". "Ya trabajamos juntos en 2006 antes del Mundial con Robinho, Roberto Carlos, Kaká... El Santander es el gran apoyo para el deporte. El Santander y la Champions han nacido el uno para el otro. Estoy muy feliz de poder participar en el mundo del fútbol", aseguró.

Noticias relacionadas

Comparó al Real Madrid y al Barcelona, ya que vistió la camiseta en ambos equipos pero guarda un especial cariño y amor por el cuadro merengue. El brasileño recordó que jugó "en los dos equipos, pero más en el Real Madrid". "Sigo siendo aficionado de los dos, pero creo que el Real Madrid es más fuerte. Para mí es el favorito sin duda porque han ganado cuatro en los últimos cinco años. Me gustaría ver una final Real Madrid-Barcelona", declaró el brasileño.

Sobre su elección para ser el embajador para el Santader, Manuel Cendoya admite que "es uno de los días más importantes" de su vida profesional. Afirma que "es un ejemplo para todos en el mundo del fútbol". Además, añadió: "Buscamos alguien al nivel de Pelé y él es el indicado. Representa al Santander porque transmite felicidad. Era la opción número uno y estamos muy contentos de poder trabajar con él". Ronaldo contestó entre risas: "Si sé lo que piensa de mí, habría pedido más dinero".

Ronaldo Nazario debutó con doblete con el Real Madrid

Su amor por el fútbol

El exdelantero brasileño ha admitido que sigue disfrutando del fútbol porque su "vida" y su "gran amor". Pero últimamente tras su participación en los diferentes anuncios de la campaña publicitaria se ha planteado "ser actor" y trabajará "duro para mejorar".

El fútbol ha sido clave para encontrar su personalidad, ya que sus valores "son los mejores para la sociedad, transmite lo mejor". Su mejor definición de este deporte: "Hay momentos en los que tienes que pelear por conseguir tus sueños y eso es lo lindo del fútbol. Te motiva a llegar a dónde piensas que no puedes llegar. Si se puede. Es algo con muchos valores. No tiene límite. Tenemos la obligación de transmitir esos valores porque la gente quiere al fútbol".