Fútbol

Éxtasis europeo en la fiesta del Santiago Bernabéu

El colofón a la fiesta madridista se vivió en el Santiago Bernabéu con las plantillas de fútbol y baloncesto celebrando el primer doblete de Champions y Euroliga en la historia.  Cristiano Ronaldo fue el gran protagonista de los cánticos de la afición y de sus propios compañeros. El juego de luces, fuegos artificiales y pantallas gigantes cautivó a la afición con un show digno del mejor club de Europa. 

27 mayo, 2018 22:22

Noticias relacionadas

La celebración del madridismo acabó en un Santiago Bernabéu lleno para la ocasión. El club blanco volvió a sorprender a todos los madridistas haciendo una increíble apertura en la que hubo un gran espectáculo de luces y sonido para celebrar el doblete europeo. La fiesta en el coliseo blanco comenzó con todo apagado y dando la bienvenida uno por uno a los jugadores de la plantilla de baloncesto. Los hombres de Pablo Laso recibieron un merecido reconocimiento en una fiesta, por primera vez, junto al conjunto de fútbol. 

EL MAYOR HOMENAJE NUNCA VISTO AL BALONCESTO

Fue la noche de La Decimotercera, pero también de La Décima de la sección del balón naranja que levantó al cielo de Belgrado hace justo una semana. La plantilla de baloncesto mostraba en sus caras una mezcla entre incredulidad y felicidad por lo que estaban viviendo. Intimidados por la situación, los jugadores sacaron su lado más tímido en la celebración. 

Después llegó el turno para el fútbol. El espectáculo comenzó en las pantallas con una presentación una por una las Champions que ha ganado el Real Madrid a lo largo de su historia. El primero en salir al césped del Santiago Bernabéu fue Zinedine Zidane. Después siguió al francés su cuerpo técnico y uno por uno los jugadores del conjunto merengue. El último en salir fue el capitán del equipo con La Decimotercera en sus brazos.

"CRISTIANO, QUÉDATE"

Keylor Navas, Lucas Vázquez y los capitanes, Marcelo y Sergio Ramos, fueron los más aclamados por el público. Mención especial para Cristiano Ronaldo. El portugués, con gesto muy serio, se besó el escudo antes de subir a la plataforma en la que se encontraban el resto de sus compañeros. Allí, tras las palabras de Ramos, Marcelo y Zidane, fue turno para que el Balón de Oro cogiera el micrófono y diera lugar a uno de los momentos de la noche. 

La plantilla del Real Madrid comenzó a gritar "Cristiano, quédate", para que finalmente se uniera todo el Santiago Bernabéu. El luso agradeció a la afición "tanto cariño en todos las partidos". Además, afirmó que "es un orgullo jugar en el club más grande del mundo". Otro mensaje tranquilizador al madridismo después del ya enviado en Cibeles con un escueto pero a su vez directo: "Hasta el próximo año". 

Antes de que los jugadores dieran la ya tradicional vuelta de honor junto a sus familiares al Santiago Bernabéu, Cristiano Ronaldo respondió a esos cánticos pidiendo su continuidad: "Es muy importante esto para mí. Me siento a gusto por vuestra reacción y vuestro cariño. Me ayuda a ser cada día mejor. Lo que más me gusta es ganar. ¡Hala Madrid!".