Dzanan Musa intenta buscar el aro de Fenerbahçe

Dzanan Musa intenta buscar el aro de Fenerbahçe EFE

Baloncesto FENERBAHÇE 71-85 REAL MADRID

El Real Madrid vence con claridad al Fenerbahçe y da un golpe en casa del líder de la Euroliga

El conjunto de Chus Mateo sacó un valioso triunfo en Turquía gracias a la brillante actuación de la pareja que formaron Dzanan Musa y Tavares. 

2 diciembre, 2022 20:43

Victoria muy convincente del Real Madrid de baloncesto frente a Fenerbahçe. El equipo de Chus Mateo realizó una actuación muy solvente que le sirve para dar un golpe encima de la mesa tras su mal inicio de curso. Sin embargo, ya son seis las victorias conseguidas de manera consecutiva en la máxima competición continental. [Narración y estadísticas: Fenerbahçe 71-85 Real Madrid].

El conjunto madridista volvió a sacar su mejor cara en la Euroliga y llegó a ir venciendo en Turquía por más de 20 puntos. Enorme actuación de Dzanan Musa, que terminó con 18 tantos, y de Walter Tavares, que sumó 17 unidades en su haber. El choque llegó a su fase más caliente con la mejoría de Fenerbahçe que provocó que el partido se apretara y que los blancos terminaran sufriendo para sumar su octavo triunfo en once partidos que le sirve para colocarse segundo en la tabla. Justo por detrás de un Fenerbahçe que sufrió su segunda derrota, pero que sigue en lo más alto.

A pesar del crudo desenlace, marcado también por las decisiones polémicas del trío arbitral, presionado por Itoudis y todo su banquillo, el Real Madrid dejó minutos de verdadera calidad, especialmente en una primera parte que se llevó por una diferencia de 12 puntos. El primer cuarto vio las mejores acciones del choque con un parcial de 16-25 que facilitó el camino del 'Rey de Europa' en casa del líder de la competición. 

En el equipo turco, las estrellas fueron claramente Johnathan Motley y Devin Booker, autores entre ambos de 35 puntos y claves en el arreón final de los otomanos, especialmente en los contrataques tras pérdidas blancas que apretaron el marcador con diferencias que cayeron hasta los 10 puntos. Sin embargo, el cuadro de Chus Mateo pasó el apuro y logró solventar una de las papeletas más complicadas de la fase regular. 

Mario Hezonja captura un rebote ante Fenerbahçe

Mario Hezonja captura un rebote ante Fenerbahçe EFE

Exhibición blanca en Estambul

Chus Mateo otorgó la manija del equipo desde el inicio a Nigel Williams-Goss. El base, que acaba de regresar de una larga lesión, volvió a demostrar su entrega a la causa con unos primeros minutos de mucho nivel, entendiendo perfectamente lo que pedía el juego en cada momento. Ha mejorado mucho en la dirección en pista y en la calidad de pase, fruto de una toma de decisiones óptima. Además, sigue siendo un martillo cuando juega hacia delante y cuando se levanta desde la media distancia. Su liderazgo, una vez más, se vio más en sensaciones y en impacto en el juego que en números, ya que fue capaz de ejercer una buena labor de dirección sin repartir una sola asistencia. 

Los puntos fuertes del equipo blanco en los primeros minutos estuvieron en el robo y en el contrataque. Advertía Chus Mateo en la previa que si perdían demasiados balones estarían muertos. No fue un día para sentirse orgullosos en ese aspecto, ya que acumularon hasta 14 pérdidas, pero cierto es que supieron hacer mucha ventaja de los fallos del conjunto otomano tanto en el pase como en la recepción a pesar de que tuvieron la mitad de errores. Así fue cómo se abrieron las primeras diferencias en el marcador del primer cuarto. Con un triple de Goss, los blancos se ponían seis puntos arriba (9-15, min. 5). 

Sin embargo, el partido no estaba en el perímetro para los merengues, sino en la pintura. Ahí, Tavares y Gaby Deck hicieron diabluras en el primer acto e impulsaron los mejores minutos de juego del equipo de Chus Mateo. La movilidad del argentino y el poderío bajo el aro del caboverdiano fueron una quimera para la defensa turca. Fenerbahçe intentó tener una mínima reacción, pero terminaron cediendo el primer cuarto por 16-25. 

Ya en el segundo parcial, el Real Madrid cambió totalmente su plan. La dirección de juego pasó de las manos de Williams-Goss a las de Llull y los blancos bajaron dos marchas en velocidad, pero no en acierto. Fue un juego más en estático, pero más seguro. Igualmente, con el toque de aceleración necesario al final para bailar a la defensa del cuadro de Itoudis. Además, durante todo el primer tiempo, el Real Madrid manejó muy buenos porcentajes de tiro en todos los rangos. 

Llull, importante en la anotación, se fue hasta los 8 puntos gracias a sus dos triples, alternaba la faceta de asistente (4 asistencias) con la de ejecutor. Su figura fue clave para que el Real Madrid no perdiera la ventaja conseguida a pesar del apretón que dieron los otomanos en defensa. Las diferencias se redujeron y el nivel de juego se igualó, pero los blancos se llevaron el segundo acto por tres puntos y se marcharon al descanso 12 arriba en casa del líder (34-46). 

Chus Mateo da indicaciones al Real Madrid en la cancha de Fenerbahçe

Chus Mateo da indicaciones al Real Madrid en la cancha de Fenerbahçe EFE

Fenerbahçe no se rinde

El tercer cuarto fue un periodo de contrastes. Diez minutos en los que dio tiempo a absolutamente todo. A la explosión de Dzanan Musa y a la desconexión momentánea del Real Madrid cuando tenía el partido ganado para después volver a recuperarse antes del último cuarto. Gracias al escolta bosnio, que se fue hasta los 17 puntos, subieron de nuevo los porcentajes en el tiro de tres. Entre él y Mario Hezonja, con tres anotados para cada uno, aportaron más de la mitad de los conseguidos en total. 

Un parcial de 7-16 en el tercer cuarto permitió al Real Madrid casi poner la sentencia ya que se marchó por encima de la veintena de diferencia en el electrónico. No obstante, los de Itoudis repitieron el mismo guion del segundo cuarto y mejoraron su defensa en los últimos minutos. Consigueron reducir la diferencia en siete puntos para llegar al último acto con algo de emoción (54-68). Aún así, los de Chus Mateo se apuntaron el tercer cuarto por una renta mínima de dos puntos. Cada periodo, un paso más cerca de la victoria.

Ya dentro del último cuarto, Fenerbahçe subió su nivel a la desesperada. Apretó en defensa aprovechando la pasividad arbitral y acumuló varios robos que le permitieron reducir la diferencia de manera rápida. Birsen encadenó dos buenas acciones y Motley (20 puntos y 7 rebotes) y Devin Booker (15 puntos y 3 triples) hicieron lo imposible para que el líder pudiera pelear el choque hasta el final. A falta de seis minutos, el marcador era de 60-73. 

Sin embargo, el Real Madrid, con un Tavares imperial (17 puntos sin fallo en el tiro, 4 rebotes, 4 asistencias, 3 tapones y 26 de valoración), consiguió sellar el triunfo mientras la 'Torre de Maio' sacaba músculo en la pintura. Clave fue también su papel desde la línea de personal, faceta en la que sigue mejorando.

Los últimos minutos volvieron a apretarse gracias a dos decisiones muy polémicas. Dos faltas muy dudosas pitadas a Musa y Hezonja provocaron que Fenerbahçe tuviera bola para reducir la desventaja y meterse en la pelea. No obstante, el Madrid tiró de oficio y retuvo un triunfo de mucho valor que confirma que los de Chus Mateo están en pleno vuelo. 

Fenerbahçe 71-85 Real Madrid

Fenerbahce: Birsen (4), Akpinar (-), Calathes (2), Hayes-Davis (5), Booker (15) -cinco inicial-, Motley (20), Edwards (6), Mahmutoglu (10), Biberovic (2), Jekiri (-), Hazer (7).



Real Madrid: Williams-Goss (5), Deck (12), Musa (18), Cornelie (3), Tavares (17) -cinco inicial-, Abalde (-), Causeur (7), Hezonja (9), Poirier (4), Llull (8), Sergio Rodríguez (2).

Parciales: 16-25 | 18-21 | 20-22 | 17-17



Árbitros: Sasa Pukl (SLO), Ilija Belosevic (SRB), Luka Kardum (CRO). No hubo exclusiones por personales.



Incidencias: partido correspondiente a la jornada once de la Euroliga disputado en el Ulker Sports and Event Hall de Estambul.