Con viento a favor y a toda vela; esa es la frase que podría resumir el estado actual de las obras del Estadio Santiago Bernabéu. El recinto sigue sufriendo reformas para que en un par de años el Real Madrid y toda su afición puedan vibrar en el coliseo más moderno y más vistoso del mundo del fútbol. Mucho sacrificio y mucho empeño son las características que resumen los trabajos durante el mes de enero en el que se ha hecho frente a todas las tempestades.

Noticias relacionadas

Las históricas nevadas que paralizaron Madrid durante el comienzo de este año también tuvieron impacto en el Santiago Bernabéu y sus zonas más cercanas. Durante estos días, donde según los expertos se han encadenado 30 horas seguidas de continua nevada en la capital, las infraestructuras del proyecto madridista se cubrieron de nieve y afectaron a los trabajos. Aún así, también dejó instantaneas dignas de recuerdo.

Una vez superada la pequeña crisis que vivió la capital por esta razón, las obras siguieron con el rumbo esperado y el estadio ha seguido mutando para acercarse a esa gran nave espacial que será en el futuro. En el vídeo de Arancha Rodríguez en su canal de YouTube en el que repasa las imágenes que ha cosechado desde el 15 de diciembre hasta ahora, se pueden visualizar perfectamente toda esa serie de cambios que ha vivido el coliseo merengue.

En los fondos, han seguido los trabajos para que se sostengan las cerchas del anillo. Mientras las guías de los laterales ya se han asegurado, el siguiente paso era crear el entramado que seguirá haciendo más fuerte el esqueleto que se eleva sobre el Santiago Bernabéu a través de las llamadas 'costillas'. Durante este mes de febrero aún se seguirán colocando más detalles de este tipo. Son esenciales para que las cerchas norte-sur definitivas se puedan sostener sobre el coliseo.

La primera gran 'serpiente' sigue creciendo a un ritmo increíble y se espera que se eleve en los próximos días. La plataforma que hay sobre la cercha está recibiendo los gatos hidráulicos que serán los responsables de esa elevación. Tanto en la del fondo norte como en la del fondo sur ya estarían colocados. Como esta se colocarán tres más, además de retirar la provisional situada en el lateral de Padre Damián.

Una de las zonas que pasa más desapercibida y que por la nevada se había quedado prácticamente imposible de transitar, era el parking. El estadio madridista contará con un espacio para que algunos de los asistentes puedan dejar su vehículo en las propias instalaciones. Nada más entrar a esta zona habrá que subir una pequeña rampa que llevará a los usuarios al interior. Además, también se está construyendo otra estructura pegada justo a la torre del fondo sur.

El césped

Pero la gran novedad de este último mes ha sido la del césped retráctil. El tapete quedará a buen reguardo en una cueva de 30 metros de profundidas que contará con las condiciones adecuadas para mantener el terreno en su debido estado. En la superficie, se despejará el centro del coliseo blanco para que comience su transformación para albergar todo tipo de eventos. Las obras en este sentido han comenzado hasta el punto de que se ha tenido que levantar el provisional para dejar espacio a nueva maquinaria.

[Más información: Obras Santiago Bernabéu: así será el espectacular césped retráctil y sus posibilidades]