A pesar de las obras, el Estadio Santiago Bernabéu sigue dejando impresionantes imágenes. Mientras los operarios siguen trabajando para que se puedan seguir cumpliendo los plazos establecidos, muchos de los seguidores merengues que se acercan al coliseo para seguir el avance de la reforma dejan imágenes portentosas sobre esta gran obra de ingeniería. Así son las que ha mostrado Javier Caireta desde la Torre Europa en su canal de YouTube EL FULLOK.

Noticias relacionadas

Las guías siguen creciendo. Esta prolongación de las cerchas norte y sur desaparecerá en el futuro, pero es esencial para que el resto de estructuras que comiencen a configurar el nuevo cielo del Santiago Bernabéu sean estables. Además, 'la serpiente' que se colocará en el lateral oeste del estadio para crear el anillo en forma de estructura que sostendrá la cúpula poco a poco va creciendo. Sigue tumbada sobre el paseo de la Castellana, pero a principios de febrero se colocará en el aire.

En los fondos, siguen los trabajos para que se sostengan las cerchas del anillo. El siguiente paso será que lleguen las llamadas 'costillas', el entramado que seguirá haciendo más fuerte el esqueleto que se eleva sobre el Santiago Bernabéu. El paso que se verá en los próximos días será el del refuerzo de las cerchas que ya están en el cielo del coliseo. Así, cuando se coloque la primera cercha norte-sur, la estructura será más fuerte.

En las esquinas también siguen las innovaciones. Los últimos adelantos que se han realizado se han centrado sobre todo en la construcción de la Torre B, una de las joyas de esa primera parte de la obra. Este gran torreón, que se está construyendo a pocos metros de donde todavía se encuentra la torre antigua, tiene una espectacular forma de espiral que dará todavía un aspecto más espectacular, eficiente y vanguardista al nuevo Estadio Santiago Bernabéu. Esta estructura permitirá subir a los aficionados merengues para que entren al nuevo recinto.

Junto a estos avances, también se puede observar cómo han llegado nuevos cargamentos de ferralla que formarán la armadura de la cueva del nuevo césped retráctil que habrá en el estadio. El Real Madrid podrá poner y quitar a su antojo el césped para evitar que este se deteriore, así como para organizar otros eventos en su interior. Esta gran cueva tendrá unos 30 metros de profundidad. Estas obras sí que se han visto afectadas por la nieve, ya que ha caído directamente sobre la zona donde se instalarán.

La nieve, protagonista

Los restos del temporal Filomena ya parecen abandonar la ciudad de Madrid. La capital de España ha estado sepultada varios días bajo la nieve y el frío, lo que ha hecho imposible que se continúe con el ritmo habitual de avance, aunque sí se han estado realizando trabajos paralelos. En los alrededores se va viendo menos nieve, de esta forma, el Santiago Bernabéu presenta un estado de calma después de la guerra. En los próximos días se darán más detalles sobre estas nuevas 'costillas' que formarán el nuevo coliseo.

[Más información: Así avanzan las increíbles obras del Santiago Bernabéu entre enormes montañas de nieve]