Ibaka durante el entrenamiento del Madrid en Miami

Ibaka durante el entrenamiento del Madrid en Miami

Madridismo REAL MADRID

El Real Madrid se rodea de estrellas del deporte en Miami

El Real Madrid tuvo espectadores de lujo en un entrenamiento en tierras americanas. Serge Ibaka, jugador de la NBA con los Toronto Raptors, y Arantxa Sánchez Vicario, estuvieron presentes para saludar al presidente de la entidad merengue y a los jugadores de la plantilla. El pívot congoleño pero nacionalizado español guarda una gran admiración al club blanco. Mientras que la extenista siempre se ha declarado madridista de corazón. Ambos tuvieron el placer de saludar a los jugadores del club y estar sobre el césped del Hard Rock Stadium junto a Raúl González y Emilio Butragueño

El conjunto de Julen Lopetegui empieza este miércoles su primera prueba frente al Manchester United de José Mourinho. Durante los entrenamientos en EEUU es común ver este tipo de visitas de celebridades de otros deportes. Varios jugadores de la NBA suelen visitar a las mejores plantillas europeas en su paso por el continente americano e Ibaka no iba a perder la oportunidad de visitar al mejor club del mundo.

Arantxa Sánchez Vicario tampoco quiso perder esta oportunidad, la tres veces ganadora de Roland Garros ha estado hablando con Florentino Pérez y los jugadores una vez finalizada la sesión de entrenamiento. Durante esta gira el equipo merengue seguirá recibiendo visitas de este tipo. David Beckham, un fijo en este tipo de actos, se podría dejar ver por los entrenamientos del técnico vasco durante estas semanas. 

Sánchez Vicario durante el entrenamiento del Madrid en Miami

Sánchez Vicario durante el entrenamiento del Madrid en Miami

Ibaka, con pasado en el club

El ahora pivot de los Toronto Raptors sabe lo que es jugar a las órdenes del Real Madrid de baloncesto. Lo hizo en la temporada 2011/2012 debido al cierre patronal a causa del fracaso en la nueva negociación del convenio colectivo de los jugadores, ya que el actual venció el 30 de junio de 2011, y la asociación de jugadores y la NBA no llegaron a un acuerdo en la reducción de los salarios de los jugadores. Ibaka se dejó notar en el espacio de tiempo que estuvo en España y se llevó el cariño de la afición blanca.