La noche del 1 de marzo de 2020 es una de esas que Vinicius Jr. nunca olvidará. El joven brasileño fue el protagonista de El Clásico, ya que su gol en el minuto 71 ponía al Real Madrid por delante en el marcador en un partido que, finalmente, se acabarían llevando los blancos. 

Noticias relacionadas

El brasileño enloqueció cuando vio que su disparo se colaba en la portería de Marc-André ter Stegen. Se dirigió hacia una de las esquina del Santiago Bernabéu y se besó el escudo repetidamente. El joven delantero por fin veía recompensado su trabajo y, además, en un escenario de ensueño: ante su afición y frente al Barcelona

El propio Vinicius reconocía en declaraciones a los medios, tras el partido, que había sido su mejor noche como madridista. "Sí, sí, seguro (que lo es). Sabía que iba a llegar en el momento correcto. Toni (Kroos) me dio un buen pase. Siempre lo hacemos en el entrenamiento y hoy salió y pude marcar", decía lleno de alegría. 

Vinicius Jr celebrando su gol ante el FC Barcelona EFE

El gol, ¿Chute o centro?

Muchos aficionados dudaban sobre las intenciones de Vinicius antes de meter el balón en el fondo de la red. Por eso, ha sido preguntado, tras el partido, si su intención había sido centrar el esférico o tratar de batir a Ter Stegen. "Tiro a portería y Piqué toca un poco, pero mi intención era tirar a portería", decía, con seguridad, el brasileño. 

Felicitado por el vestuario

El brasileño reconoce que sus compañeros le han felicitado tras el gol: "Me han dicho que enhorabuena y que tenemos que seguir así por nosotros y nuestra afición. Seguimos con nuestro trabajo, siempre. Hoy, otra vez, hemos jugado muy bien y ganamos".

La charla de Mateu Lahoz

El árbitro valenciano se ha acercado a hablar con Vinicius. Preguntado por eso, el joven delantero aclaraba que "los otros jugadores hablaban conmigo y (Mateu) me decía que no podía hablar porque tenía tarjeta. Tenemos que seguir así y jugar por nosotros". 

Besos al escudo

Durante la celebración del gol, se ha visto al joven brasileño besar el escudo incansablemente y lleno de alegría. Vinicius reconocía que lo hacía "porque jugar en el primer equipo del mundo me hace feliz". 

[Más información: Vinicius supera a Messi como goleador más joven en El Clásico]