Casemiro ya es Casemiro. Después de un año complicado, el mediocentro vuelve a demostrar el porqué es uno de los mejores del mundo en su posición. Desde que regresó como campeón de la Copa América con la Canarinha, el futbolista ha demostrado que ha recuperado su mejor nivel y eso se ha notado en el estreno liguero contra el Celta de Vigo en Balaídos.

Noticias relacionadas

El internacional brasileño habló ante los micrófonos de Realmadrid TV sobre las sensaciones tras esta primera victoria en La Liga: "Sin duda, estamos muy felices con una sonrisa porque ha sido un buen trabajo contra un campo muy complicado. Aquí seguro que no se van a sacar muchos puntos y el trabajo del equipo ha sido fenomenal, con el equipo muy organizado, todos concentrados. Un gran partido de todos".

Después de una pretemporada complicada, el Real Madrid retoma el vuelo: "Siempre hay que sacar los mejores resultados en el Real Madrid, incluso en la pretemporada. La pretemporada es para practicar, echar gasolina... Hemos intentado varias cosas y lo más importante es ahora". "Aún sigue el trabajo, tenemos mucho tiempo antes del siguiente partido. Sabemos que queda mucha Liga, creo que hemos empezado muy bien", aseguró Casemiro.

Expulsión de Modric

El partido lo marcó la roja a Luka Modric. Pero lejos de venirse abajo, el Real Madrid dio un paso adelante. "Sabemos que es un campo difícil. Estábamos con uno menos, nosotros seguimos concentrados, haciendo lo que teníamos que hacer y cuando nosotros estamos enchufados las cosas salen bien. Tenemos grandísimos jugadores", afirmó el mediocentro, quien firmó un trabajo perfecto a nivel de recuperaciones: "Creo que ese es mi trabajo, sobre todo por robar balones, disfruto haciéndolo dentro del campo, me quedo muy feliz de que la gente valore eso".

[Más información: Bale renace en Balaídos y el Real Madrid de Zidane se reivindica ante el Celta]