Arranca una nueva temporada de La Liga para el Real Madrid. Un nuevo curso y nuevas ilusiones en el vestuario blanco, que no puede permitirse una campaña como la pasada. Zinedine Zidane vuelve a ponerse a los mandos del equipo desde el comienzo y anteponiendo el campeonato doméstico a cualquier otro título. El día a día es lo que le "mola", aunque seguramente hubiera planeado otro contexto para la primera jornada.

Noticias relacionadas

El capítulo 1 de los 38 que se avecinan se escribirá en Balaídos frente al Celta de Fran Escribá. Será importante no dejarse los primeros puntos en el choque que abre el curso y es que luego son este tipo de partidos los que pesan a final de temporada. Un escenario difícil ante un rival que también quiere un lavado de cara tras los problemas que atravesó la campaña pasada, tonteando con el descenso.

Cuando terminó la temporada pasada, el madridismo se esperaba otro plano para comenzar el curso. Los resultados de la temporada no han sido los esperados (aunque no dejan de ser amistosos), falta por llegar la guinda del proyecto a dos semanas del cierre del mercado y las lesiones han tocado al equipo.

La lesión de Hazard marca el inicio

La última de las malas noticias para el aficionado blanco llegaba este viernes: la lesión de Hazard. El belga, la gran esperanza merengue, no se estrenará en partido oficial hasta dentro de un mes y se une a una enfermería en la que están Mendy, Rodrygo y Mariano y de la que no saldrá Asensio hasta final de temporada.

Zidane a órdenes a los jugadores del Real Madrid desde la banda REUTERS

Así, todo apunta a que Zidane deberá empezar la temporada con un equipo similar al que acabó la pasada. Sin caras nuevas en el once, a priori, pero con una versión renovada de varios de los señalados. Marcelo, Kroos o Isco han rendido bien durante la pretemporada y, sobre todo, se les ha visto en buena forma física. Zidane sabe que gran parte de sus aspiraciones esta temporada pasa por recuperar la mejor versión de algunos de los que fueron sus pilares en su anterior etapa. Los fichajes impulsan una segunda línea que quiere asemejarse a la que sostuvo al Madrid en Liga en el año del doblete (2016/2017).

Un cambio con James y Bale

De cara al estreno liguero, hay varias dudas que asolan en torno al equipo. ¿Volverá a salir con el 3-5-2? ¿Qué rol tendrá Vinicius?. Y la pregunta del millón, ¿tendrán cabida James y Bale en el Madrid? Zidane cambió el discurso con ellos en la rueda de prensa previa al partido. Forman parte del equipo y, pese a seguir en la rampa de salida, contará con ellos. Si finalmente no salen, serán parte del grupo como el resto de sus compañeros. Eso sí, saben que Zidane no quería contar con ellos y en el club todavía esperan realizar algún movimiento antes del cierre del mercado.

Apuesta con Betsson

Vuelve La Liga y, como siempre, podrás apostar con Betsson a todos los partidos de la jornada. El Real Madrid es el favorito para llevarse los tres puntos en Balaídos. Su victoria se paga a 1.71, mientras que el empate, a 4.00 y su derrota, a 4.65 euros. Otra opción es la doble oportunidad, pagándose del lado local, a 2.05 y del visitante, a 1.195 euros por euro apostado.

También los goles son protagonistas en las apuestas. Si ambos equipos marcan, ganarás 1.50 euros; en caso contrario, se paga a 2.47. La cuota de más de 1.5 goles durante el partido se paga solo a 1.15; más de 2.5, a 1.5 y más de 3.5, a 2.24. Si eres de los que piensa que el partido tendrá pocos goles, puedes apostar al -2.5 y ganarás 2.60 euros por cada euro apostado.

Celta de Vigo - Real Madrid

Celta de Vigo: Rubén Blanco; Hugo Mallo, Araujo, Aidoo, Olaza; Brais Méndez, Lobotka, Fran Beltrán, Denis Suárez; Iago Aspas y Gabriel Fernández.

Real Madrid: Courtois; Odriozola, Varane, Ramos, Marcelo; Casemiro, Kroos, Modric, Isco; Benzema y Jovic.

Árbitro: Xavier Estrada Fernández (Colegio catalán)

Hora: 17:00 - Movistar LaLiga / EL BERNABÉU

Información: Partido correspondiente a la jornada 1 de La Liga que se disputará en el estadio de Balaídos (Vigo).