Jorge Calabrés Ángela Castañeda

El Barcelona ha viajado hasta París para negociar la salida de Neymar del Parque de los Príncipes. Sin embargo, esta primera cumbre entre ambos clubes ha fracasado por las diferencias entre unos y otros. La postura del PSG continúa siendo la de hacer caja con el futbolista, por quien pagaron hace dos veranos un total de 222 millones de euros. Una cifra con la que convirtieron al brasileño en el jugador más caro de todos los tiempos.

Noticias relacionadas

El Paris Saint-Germain valora la operación por Neymar en 200 millones de euros. Esto es algo menos de lo que en su día desembolsó por él, pero el deseo del futbolista de salir del club se une a que en la institución también se han cansado de su actitud. El PSG estaría incluso dispuesto a rebajar hasta los 100 'kilos' en efectivo, pero incluyendo en la operación a Coutinho y Semedo. Mientras que la oferta del Barça dista mucho de las pretensiones de los franceses.

[Más inforrmación - Última hora sobre Neymar: las negociaciones de Real Madrid y Barcelona con el PSG para su fichaje]

El club azulgrana no quiere pagar ni un solo euro este verano. Plantean una operación en la que se incluyan tan solo futbolistas culés a cambio de Neymar Júnior, ya que no disponen del efectivo necesario para afrontar una operación millonaria como esta. Aquí han encontrado otro grave problema, ya que Semedo, uno de los dos futbolistas que estaría dispuesto a aceptar el PSG, no quiere ni oír hablar de la posibilidad de abandonar Can Barça en estos momentos.

Neymar se entrena con el PSG EFE

La otra fórmula que pone sobre la mesa el Barça es la fórmula de la cesión con opción de compra obligatoria el próximo verano. Así, los culés tendrían el dinero necesario para afrontar una operación como esta. El PSG conoce bien esto, ya que así fue como ellos consiguieron hacerse con los servicios en el año 2017 del propio Neymar y de Mbappé. Mientras que por el brasileño pagaron la cláusula, por el delantero francés pactaron esto con el Mónaco.

Postura del Real Madrid

En el Santiago Bernabéu esperan su oportunidad. Desde el Real Madrid están atentos a todas las novedades entre el Barcelona y el PSG, manteniéndose a la espera. Las posibilidades del club blanco crecen ante los problemas económicos del eterno rival para hacer frente al movimiento que llevaría de regreso a Neymar hasta el Camp Nou dos años después.

El Real Madrid no tiene prisa. Neymar sería la guinda al pastel para la temporada 2019/2020 después de las llegadas de Jovic o Eden Hazard. Un nuevo refuerzo para el ataque y también una forma de cumplir un viejo sueño. Desde la capital saben que Al-Khelaifi prefiere ver al brasileño vestido de blanco a de azulgrana tras lo sucedido con Verratti hace unos años. Pero no solo eso, sino también que ellos sí pueden hacer frente a las exigencias económicas del PSG.

[Más información: El PSG escuchará al Madrid antes de aceptar la oferta que haga el Barça por Neymar]