La pasada temporada del Real Madrid no fue la esperada. Julen Lopetegui, Santiago Solari y Zinedine Zidane fueron los tres entrenadores que ocuparon el banquillo blanco. La irregularidad marcó el transcurso de la campaña y algunos jugadores se vieron perjudicados por los cambios. 

Noticias relacionadas

Marcelo perdió la titularidad con Solari como técnico y el propio futbolista ha reconocido que hubo roces entre ambos en una entrevista a 'De Sola'. "Podía haber tenido un roce, sí. Podía haber montado un barullo, pero yo no soy así. Yo prefiero trabajar y esperar mi oportunidad", señaló.

Además, confesó que no entendía las decisiones del técnico argentino: "No me dio nunca ninguna explicación". El lateral tuvo que ver como Sergio Reguilón le superaba y se quedaba con su puesto, hasta entonces irrebatible. No obstante, con la llegada de Zidane al banquillo la situación dio un vuelco. El francés apostó por el brasileño y decidió darle una oportunidad brindándole su confianza.

Zidane y Marcelo en el entrenamiento del Real Madrid en el estadio del Montreal Impact.

Marcelo ha demostrado que quiere volver a ser el que era. Su objetivo es volver a ser un peso pesado en la plantilla aunque no lo tendrá fácil con la llegada de Ferland Mendy. El francés reúne varias similitudes con el brasileño y se trata de una gran apuesta de futuro para el Real Madrid.

Mendy ya dejó claras sus intenciones en el equipo merengue durante su presentación: "Estoy preparado para competir con él". Un mensaje alto y claro que aumenta la competitividad en el puesto y demuestra las ganas del francés por hacer historia en el Real Madrid.

[Más información en: Marcelo insiste en el fichaje de Neymar por el Real Madrid]