En el año 1880 se instauró por ley que el Día Nacional de Francia tuviese lugar cada 14 de julio, como conmemoración a la Toma de la Bastilla que tuvo lugar en esa misma fecha pero de año 1789. Este domingo se celebra en el país galo su festividad más grande. Un símbolo de la unión de la nación francesa.

Noticias relacionadas

En lo que se refiere al mundo del deporte ha habido grandes leyendas que han salido de este país. Desde el baloncesto con Toni Parker, al tenis con Amelie Mauresmo o al ciclismo con Laurent Jalabert. Pero es en el fútbol donde más y mejores deportistas han ido destacando a lo largo de la historia.

Desde Raymond Kopa han sido muchos los futbolistas que han brillado por encima del resto. Cantona, Platini, Henry... y Zinedine Zidane. En la actualidad también hay grandes jugadores, sin ir más lejos, la selección de Francia es la vigente campeona del mundo tras ganar en Rusia el pasado verano.

En el Real Madrid, los franceses tienen un rol cada vez más predominante en el grueso de la plantilla. Karim Benzema, Raphaël Varane son dos de los pesos pesados del equipo, dos de los capitanes y también galos. A ellos se suma un Ferland Mendy que ha llegado este verano para competir por un puesto con el brasileño Marcelo.

Benzema y Varane rumbo a Canadá

Benzema fue el mejor jugador del Real Madrid la pasada temporada. El delantero se echó el equipo a las espaldas después de la salida de Cristiano Ronaldo y dejó retratados a todos aquellos que le habían venido criticando prácticamente desde su llegada a la casa blanca en el año 2009.

Varane llegó varios años más tarde al Santiago Bernabéu. Lo hizo como clara apuesta tanto de Zidane como de José Mourinho. En los últimos meses se especuló con una posible salida, pero el zaguero galo confirmó que no se movía del Real Madrid. Es pasado, presente y futuro del club de Concha Espina a sus 26 años.

Finalmente, Ferland Mendy es una de las incorporaciones que más prometen de cara al futuro. Ha sido una de las grandes sensaciones la pasada temporada y eso le ha llevado a hacerse un sitio en la selección dirigida por Didier Deschamps. Un lateral que se espera que sea un relevo de garantías para el veterano Marcelo.

Zidane, la estrella

El buque insignia de este Royal Madrid es Zinedine Zidane. El técnico representa lo mejor del fútbol francés a lo largo de su historia, pero también del conjunto blanco, siendo uno de los jugadores más grandes de todos los tiempos y también del propio Real Madrid. Él fue el héroe de La Novena con aquella volea antólogica, pero también de la nueva era ya desde el banquillo.

Zidane antes de subir al avión

Zizou llegó al rescate durante enero del 2016. Entonces hacía las veces de entrenador en el Castilla, pero dio el salto al primer equipo para sustituir a Rafa Benítez. Con él llegaron los resultados y también las tres victorias consecutivas en la máxima competición continental, algo que ningún club había conseguido desde la implantación del nuevo formato en la Champions League.

El pasado mes de marzo volvió a encargarse del equipo tras no lograr los objetivos en la 2018/2019 y así, ahora, comienza la nueva era con Zidane en el banquillo del Real Madrid. Un equipo con acento francés que buscará el próximo curso recuperar el trono en España y en Europa.

Courtois y Hazard, el otro toque 'francés'

Además de los galos también tienen protagonismo en este nuevo Real Madrid otros futbolistas francófonos, aunque de origen belga. Thibaut Courtois y Eden Hazard son dos pilares de este proyecto. El primero desde la portería y el segundo como estrella en el ataque de los merengues.

Courtois ya estuvo en las filas del equipo blanco la pasada temporada. Durante varios años, el guardameta luchó por llegar al Santiago Bernabéu, algo que se produjo después de ser designado como el mejor portero del Mundial de Rusia. Llegó procedente del Chelsea y ahora se enfrenta a acabar con todos los debates y ganarse el favor de la afición.

Hazard y Courtois. Foto chelseafc.com

Hazard es el fichaje estrella para la 2019/2020. El Real Madrid siempre ha seguido la pista al futbolista belga, quien después de ganar al Europa League con el Chelsea pidió al conjunto blue que aceptase venderle. Todo ello para lograr un sueño de niñez: enfundarse la elástica blanca.

Pogba... ¿el siguiente?

Paul Pogba es el gran deseado. El Real Madrid reactivó hace varias semanas la operación, aunque el mediocentro no ha querido echar un pulso para calentar la situación y puso rumbo junto al resto de la expedición del Manchester United a Australia para comenzar la pretemporada.

Paul Pogba, en un partido del Manchester United EFE

El internacional con Les Bleus apunta a convertirse en el cuarto futbolista francés de la plantilla para la campaña que viene y el sexto francófono, al incluir en este apartado a los belgas del equipo. Pogba quiere jugar en el Real Madrid y ya se lo ha comunicado al United, que se muestra reticente a dejarle salir, ya que es su gran estrella y uno de los mejores del mundo.

Mbappé, el gran deseado

Si hay un futbolista llamado a ocupar el trono mundial durante varios años ese es Kylian Mbappé. En el PSG ha pasado a ser uno de los jugadores que están un escalón por encima del resto, aunque el propio delantero sabe que para dar el paso definitivo hacia la corona debe fichar por el Real Madrid.

Kylian Mbappé durante un entrenamiento con el PSG. Foto: Instagram (@k.mbappe)

Por el momento, parece una quimera pensar en su llegada este mismo verano, aunque las opciones parecen mucho más factibles mirando al mercado de fichajes estival del 2020. La afición quiere a Mbappé y este nunca ha ocultado que desde pequeño tenía sentimiento blanco. La guinda para el pastel francés del Royal Madrid.

[Más información: Pogba, Mbappé y Neymar: el Real Madrid no descarta ningún gran fichaje hasta el 2 de septiembre]