Antes del minuto 10 del partido el Real Madrid se puso por delante en el marcador. Sin embargo, el tanto fue anulado, finalmente, por fuera de juego de Gareth Bale, quien asistió a Karim Benzema para que batiese a Dimitrovic. El francés había rematado espectacularmente de tacón, pero no pudo subir el tanto.

Noticias relacionadas

No obstante, esta no fue la primera ocasión para adelantarse en el marcador por parte de los blancos, ya que el galés había tenido una oportunidad muy clara para instaurar el 1-0, aunque tras dejar seguir la jugada, se indicó que se encontraba en fuera de juego.

Isco dio un gran pase a Gareth Bale, que tenía todo a su favor para meter el balón en la portería, pero falló en el mano a mano. De todas maneras, la jugada fue invalidada y se mantuvo el marcador a cero. Pero el Santiago Bernabéu no ha perdonado al internacional galés, quien ha sido castigado con pitos a lo largo de los primeros 45 minutos del partido.

Gareth Bale falla la primera ocasión del Real Madrid ante el Eibar REUTERS

En los primeros compases del partido entre blancos y armeros, el choque se ha desarrollado con cierto ritmo pero sin demasiadas ocasiones para ambos equipos. El Real Madrid ha caído en varias ocasiones en el fuera de juego, acercándose a la portería del Eibar pero sin ocasionar un gran peligro.

Monumental enfado del Santiago Bernabéu

La afición madridista no dudó en mostrar su indignación y frustración no solo con Bale, sino con el equipo. En especial después del gol del Eibar, gracias al cual el conjunto armero se puso por delante en el Santiago Bernabéu. Después del tropiezo en Mestalla, en el que se volvió a ver a un equipo sin alma, las sensaciones ante el cuadro vasco al descanso no han sido mejores.

[Más información en: Fede Valverde e Isco, en el once titular del Real Madrid ante el Eibar]