Noticias relacionadas

No fue cuestión de actitud, la derrota del Real Madrid ante el Valencia fue cuestión de juego y de falta de ocasiones. El equipo blanco cumplió con el guion marcado al salir enchufado y concentrado, pero tras una primera media hora decente se desmoronó con el gol de Guedes que abrió el marcador. [Narración y estadísticas: Valencia 2-1 Real Madrid]

Cierto es que Zidane no puede estar contento con el casting realizado en Mestalla. Pocos jugadores se salvan, por no decir que solo Benzema. El francés vio puerta, aunque muy tarde, y al menos fue el único que hizo que pasara algo distinto cuando entraba en contacto con la pelota. Teniendo en cuenta que el '9' es uno de los que tienen sitio seguro en la plantilla de la próxima temporada, la prueba no fue válida para el técnico. 

Zidane realizó siete cambios respecto al once que se midió y ganó al Huesca el pasado fin de semana. Un equipo titular más reconocible para enfrentarse a un Valencia que ya acumula 17 partidos sin perder y que sueña con alcanzar los puestos de Champions en el año de su centenario. 

El encuentro comenzó con más intensidad que fútbol. Ambos conjuntos se esforzaban, aunque las oportunidades tardarían en llegar. El Madrid tenía la pelota, mientras que el equipo che tejía una tela de araña en la que no dejaba hueco alguno para que los de Zidane se acercaran a la portería defendida por Neto

Guedes hunde al Real Madrid

El Valencia se desató tras cumplirse la primera media hora de juego y en su primera llegada batiría a Keylor Navas. El tico despeja de puños a la frontal, donde nunca hay que hacerlo, y el balón le llega a Soler para que se la ceda a Guedes. El portugués, dentro del área, marca por el palo que debía cubrir el guardameta merengue. 

El 1-0 hizo que el equipo de Marcelino se fuera arriba y estuviera a punto de hacer el segundo con un cabezazo de Gameiro y un disparo de Kondogbia que se marcharon fuera. El Real Madrid estaba tocado y necesitaba reaccionar para volver a nivelar las fuerzas en Mestalla. Sin embargo, solo sería capaz de lanzar algún tímido latigazo antes del descanso.

Tampoco comenzó mejor la segunda parte y es que Carlos Soler perdonó el segundo en un mano a mano con Keylor Navas. En esta ocasión el costarricense ganó el duelo al jugador che y evitó así que el partido se le pusiera más costa arriba a un Real Madrid que no terminaba de inquietar a Neto. 

Las ocasiones del Valencia se encadenaban y Rodrigo rozó el gol con un disparo cruzado que se marchó lamiendo el palo. Zidane no estaba contento con su equipo y dio entrada a Isco y Bale por Asensio y Kroos. El francés buscaba que sus hombres crearan más peligro, ya que las posesiones eran estériles ante un conjunto valenciano muy ordenado sobre el césped. 

Los ches encontraban verdaderas autopistas a las espaldas de Odriozola y Marcelo. Cada pelota perdida por el Madrid se convertía una oportunidad de los locales. El equipo blanco jugaba con fuego, pero es que los de Marcelino perdonaban en exceso y daban vida a un Real Madrid que, al menos, llegaba con vida al último cuarto de hora de duelo.

Garay y la ley del ex 

Pero todo acabó en el minuto 82. Córner a favor del Valencia botado por Parejo, qué exhibición del exmadridista, y cabezazo de Garay, otro que vistió de blanco. 2-0 y el Real Madrid de Zidane que firmaba su primera derrota tras el regreso del entrenador francés.

Las sensaciones no fueron buenas para el equipo merengue, ya que no solo cayó sino que fue incapaz de crear una clara ocasión durante el tiempo reglamentario. Incluso un penalti señalado sobre Sergio Ramos en el descuento fue finalmente anulado por el VAR ya que el andaluz estaba en fuera de juego. 

El gol del Real Madrid llegaría demasiado tarde. De hecho, tan tarde que fue en la última jugada del partido. Un cabezazo de Benzema en un córner sirvió para adornar el marcador, pero no para meter miedo al Valencia. Jaime Latre señaló el final y Mestalla celebró un triunfo que acerca más a los suyos a los puestos de Champions. 

La solución para la próxima temporada no pasa solo por la vuelta de Zidane, sino por una remodelación de la plantilla. No una limpia, como bien dejó claro el entrenador en la rueda de prensa previa al considerarlo una falta de respeto, pero es notorio que este equipo necesita caras nuevas y un cambio de cromos. En favor de los jugadores blancos hay que decir que pusieron la intensidad solicitada, que al menos fue mayor a la de otras derrotas sufridas en La Liga. Sin embargo, aún queda mucho trabajo por hacer. El casting de Zidane en Valencia sirvió para poco, o para mucho pero en términos negativos. 

Valencia 2-1 Real Madrid

Valencia: Neto; Wass, Garay, Diakhaby, Gayà; Soler (Ferrán Torres, 79'), Parejo, Kondogbia, Guedes (Cheryshev, 72'); Rodrigo, Gameiro (Santi Mina, 84').

Real Madrid: Keylor Navas; Odriozola, Sergio Ramos, Varane, Marcelo; Kroos (Isco, 64'), Modric, Casemiro; Asensio (Bale, 64'), Lucas Vázquez (Mariano, 78') y Benzema.

Goles: 1-0, 35' Guedes; 2-0, 82' Garay. 2-1, 93' Benzema.

Árbitro: Jaime Latre (Comité Aragonés). Amontestó a Wass (4'), Odriozola (63'), Parejo (65'), Marcelo (75').

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 30 de La Liga disputado en el Estadio de Mestalla (Valencia, España) ante 44.274 espectadores.