Zinedine Zidane ha atendido a los medios de comunicación en la previa del partido liguero de este domingo ante el Huesca. El técnico francés ha sido preguntado por los posibles fichajes de cara al próximo curso y por el debate en torno a la portería, pues Thibaut Courtois no se ha entrenado con el grupo y, a priori, Keylor Navas sería el elegido para suplir al belga.

Noticias relacionadas

No obstante, Zidane ha querido acordarse de su hijo Luca y ha dejado en el aire entre risas su posible titularidad ante el Huesca: "Mañana se verá. Luca es el tercer portero del Madrid y mañana va a salir como... no te lo voy a decir". Esto no hizo más que despertar el runrún en la sala entre carcajadas, sin querer aclarar qué guardameta se vestirá de corto para defender la portería ante el club oscense.

Lo haya dicho irónicamente o no, lo cierto es que Zidane tiene ante sí la posibilidad real de ofrecerle un hueco en el once a su hijo en el primer equipo. La lesión de Courtois es un motivo más que evidente que da pie a ello, lo cual pondría en un compromiso a Keylor Navas, quien fue su portero de confianza en su regreso al banquillo del Santiago Bernabéu para medirse al Celta de Vigo.

Luca Zidane en un entrenamiento

Especulación servida

Así las cosas, el debate se ha vuelto a abrir sobre quién debe ocupar un puesto en la portería del Real Madrid, teniendo en cuenta las circunstancias que han llevado a Zidane a echarle el piropo a su hijo. Luca está haciendo un buen año en el Castilla y muchas de sus paradas han sido decisivas para salvar al filial, por lo que sumado a que Courtois no ha llegado a tiempo, solo la opción de Keylor Navas determinará el veredicto final.

[Más información: Zidane: "Si Pogba quiere jugar en el Madrid, ¿por qué no va a venir?"]