Isco Alarcón regresaba a un once titular frente al Celta de Vigo. En el primer partido de Zinedine Zidane en el banquillo madridista tras anunciarse su regreso, el once sufrió una auténtica revolución. Los 'castigados' Bale, Marcelo o el propio Isco volvían al equipo titular. Y precisamente fueron dos de ellos los autores de los goles merengues ante el cuadro gallego.

Noticias relacionadas

El primero de la tarde fue obra del apodado como 'Magia' dentro del vestuario blanco. A pase de Karim Benzema, el mediapunta abrió la lata y su dedicatoria no pasó desapercibida ni para los aficionados del Santiago Bernabéu ni tampoco para los millones de seguidores que vieron el partido a través de una pantalla.

Chupándose el dedo y mirando a la grada, Isco dedicó su gol a su pareja Sara Sálamo y también al bebé que esperan juntos. La actriz anunció su embarazo hace ya algunos meses y ha presumido de tripita durante este tiempo. El futbolista del Real Madrid recuperó la sonrisa cuando comenzó a salir con la tinerfeña.

Vuelta al inicio

Una nueva etapa se abre para Isco con la llegada de Zidane al banquillo madridista. El futbolista andaluz tenía un pie prácticamente fuera en el club de Concha Espina después de verse relegado a la banca o a la grada con Santiago Solari. Sin embargo, el entrenador galo ha demostrado que cumple lo que promete y que todos comienzan de cero con él.

Isco, a pase de Benzema, marca el primer gol del Madrid al Celta REUTERS

Isco Alarcón no estuvo demasiado brillante contra el Celta, pero sí que tuvo el premio del gol y, al final, son los goles los que dan victorias y títulos. Ahora queda por ver si Zidane continúa contando el de Arroyo de la Miel en sus próximos equipos iniciales o si va probando al resto de sus futbolistas.

[Más información: El Real Madrid de Zidane ya gana con los perdonados Isco y Marcelo]