El Real Madrid hizo oficial el fichaje de Eder Militao hasta 2025 a cambio de 50 millones de euros. El club blanco confirmó de esta forma la primera incorporación de la segunda etapa de Zidane en el banquillo y dio el pistoletazo de salida a un mercado de verano que se presenta como el más movido de los últimos años en las oficinas del Santiago Bernabéu.

Noticias relacionadas

Militao, que quedó atado el pasado mes de enero a pesar de la intromisión hasta el último momento del Barcelona, ha sido oficializado antes de que acabe la campaña, aunque para el resto de movimientos habrá que esperar ya a que termine La Liga y se disputen las once jornadas que hay por delante. 

Zinedine Zidane fue informado del acuerdo de Militao y dio su visto bueno a un fichaje que supondrá la salida de Vallejo la próxima temporada. El central maño debutó en el campeonato doméstico la pasada semana debido a las continuas lesiones que ha sufrido durante los últimos tiempos. El joven defensa no ha tenido suerte y a sus 22 años buscará relanzar su carrera lejos de la exigencia del Real Madrid. 

El de Militao no es más que uno de los nombres que conforman la lista de fichajes del club blanco para la próxima temporada. La renovación en la plantilla provocará que haya altas y bajas en todas las líneas y el próximo gran objetivo es Eden Hazard, al que el propio Sarri ve fuera del Chelsea tal y como demuestra en cada rueda de prensa.

Hazard, solo cuestión de tiempo

El belga termina contrato en 2020 y, a pesar de la sanción de la FIFA al conjunto blue, este verano será el último en el que la entidad presidida por Roman Abramovich podrá sacar una cantidad importante de dinero por su traspaso. Pulisic, considerado su sustituto en el Chelsea, ya fue fichado en invierno ante la previsión de que Hazard no renovaría. 

Los caminos del Real Madrid y Hazard estaban condenados a encontrarse. Zidane recomendó su incorporación en 2012, pero finalmente el Lille traspasó al futbolista al Chelsea. Ahora, a sus 28 años y en plena madurez, está muy cerca de ser dirigido por su ídolo de infancia. La admiración entre Eden y Zizou es mutua y el técnico francés le considera una prioridad. 

Eden Hazard, durante un partido del Chelsea Reuters

En el Real Madrid están seguros de que Hazard llegará a la capital de España por una cantidad que estará alrededor de los 80 millones de euros. El Chelsea no puede pedir más y está condenado a entenderse con los blancos para sacar por lo menos un beneficio económico de la salida de la estrella belga antes de que finalice su contrato. 

Las conversaciones entre el agente de Hazard y el Real Madrid han sido constantes durante los últimos meses, de hecho el representante hizo saber a la entidad merengue que, a pesar de las ganas que tiene el atacante de vestir la camiseta blanca, el fichaje no sería posible si Conte llegara al banquillo del Santiago Bernabéu como relevo de Lopetegui

Finalmente, fue Solari el que tomó las riendas del equipo y ahora es Zidane el nuevo jefe del próximo proyecto en el que ya tiene un sitio reservado el actual '10' del Chelsea. Su fichaje se da por seguro y solo es cuestión de tiempo. 

Eriksen, a tiro con la estrategia 2020

El Real Madrid también tiene en su lista a Christian Eriksen y quiere usar que el danés también termina contrato en 2020 para negociar en ventaja con el Tottenham. La misma estrategia que se utiliza por Hazard y los vecinos londinenses de los Spurs. Esta vez Levy no podrá tensar la cuerda como en los casos de Modric y Bale, ya que el centrocampista se ha negado a renovar y solo resta un año para que quede libre. 

Christian Eriksen, en un partido del Tottenham Reuters

De hecho, en Inglaterra ya afirman que el Tottenham, por primera vez, se ha mostrado dispuesto a negociar un traspaso. Eriksen es una pieza fundamental en el esquema de Pochettino y el Real Madrid ve en el danés de 27 años a un perfecto relevo para Modric. De hecho, sus características, aunque diferentes, recuerdan al croata cuando llegó al Santiago Bernabéu en 2012. 

Esta no es la primera vez que el club presidido por Florentino Pérez se interesa por Eriksen, ya que el centrocampista ha estado en la agenda del Real Madrid las últimas temporadas. Sin embargo, en aquellas ocasiones el Tottenham no estaba obligado a vender como sí lo estará el próximo verano para ingresar al menos unos 80 millones, según medios británicos, por la venta de una de sus estrellas.

[Más información: Hazard, el 'Cristiano' de Zidane: su fichaje por el Real Madrid, más cerca