Golpe sobre la mesa del Real Madrid tras vencer claramente al Atlético en el Wanda Metropolitano. El conjunto blanco, que controló el marcador y el partido, superó a los colchoneros en la clasificación y presiona al Barcelona antes de su duelo ante el Athletic. El equipo de Solari demostró su fortaleza y que continúa de dulce. Vinicius volvió a brillar y Bale sentenció en el tramo final del derbi. [Narracción y comentarios: Atlético 1-3 Real Madrid

Tras El Clásico, el Real Madrid cerraba su semana grande contra el Atlético antes de poner el modo Champions para visitar al Ajax. Tres visitas que marcan la temporada de los blancos y que había comenzado de forma notable ante un Barcelona que sufrió para sacar un empate. Solari solo realizó tres cambios respecto al once del Camp Nou: Courtois por Keylor, Casemiro en lugar del lesionado Llorente y Reguilón que retornaba a la alineación después de la mala actuación de Marcelo

Por su parte, Simeone apostaba por Arias, Lemar y Morata como titulares. Saúl y Thomas ocupaban el doble pivote, ya que Rodrigo se quedaba en el banquillo por molestias en el muslo izquierdo. El derbi era muy importante de cara a la lucha por La Liga y los dos técnicos iban con todo. Un duelo entre viejos conocidos con Courtois visitando por primera vez el Wanda Metropolitano con el eterno rival y con Morata debutando ante su nueva afición contra el Real Madrid. El morbo también estaba asegurado. 

El Atleti entró mejor al encuentro con una presión alta que molestaba en exceso al juego blanco impidiéndole encontrar la fluidez de otras ocasiones. Sin embargo, con el paso de los minutos, poco a poco, el Madrid fue ganando metros y pisando con más asiduidad el área de Oblak

Pasado el cuarto de hora, el equipo de Solari iba a hacer daño a los rojiblancos en una jugada a balón parado. Precisamente en la especialidad de los de Simeone, el conjunto merengue sacó petróleo. Córner botado por Kroos y hasta cuatro jugadores del Atleti intentan evitar el remate de Sergio Ramos. El síndrome de Lisboa, el del minuto 93, provocó que la zaga colchonera se olvidará de Casemiro en el segundo palo.

El rechace le cayó al brasileño que, con una espectacular tijera, batió a Oblak para adelantar al Real Madrid. Grave error del conjunto del 'Cholo' al dejar suelto al '14' blanco y gran definición del centrocampista con tres pasos hacia atrás previos que fueron clave para alcanzar la pelota. 

El VAR, una de cal y otra de arena

El partido era intenso y eléctrico. El Atlético no tardó en reaccionar y Griezmann se plantó solo ante Courtois y superó al belga por debajo de las piernas. El empate rojiblanco tardó, eso sí, unos minutos en subir al marcador, ya que el VAR entró en acción. Y otra vez el Real Madrid tiene motivos para quejarse de su utilización. 

Falta a Vinicius no pitada en el gol del Atlético del Madrid

En el origen de la jugada hay una clara falta de Correa a Vinicius, aunque lo que se revisó fue el posible fuera de juego. Gol gris, que dirían los árbitros, y el videoarbitraje que no sirvió, de nuevo, para impartir justicia. Al final todo depende de interpretaciones, por lo que el problema no se soluciona. 

Penalti sobre Vinicius

La polémica no paró de ahí, ya que solo cambió de área. Vinicius es derribado por Giménez y Estrada Fernández señala penalti. Revisó el VAR y confirmó la decisión del colegiado. El uruguayo se tira fuera del área, pero derriba con la rodilla en la continuación de la jugada. El último contacto es dentro y el Madrid tenía la posibilidad de marcharse con ventaja al descanso. 

El encargado del lanzamiento fue Sergio Ramos que, en esta ocasión, no lanzó a lo Panenka y sí fuerte y colocado al palo derecho de los rojiblancos. Oblak adivinó la trayectoria del balón, aunque no pudo hacer nada ante la precisión del tiro del capitán merengue. 1-2 y el equipo de Solari que volvía a firmar una primera parte más que notable para encarar la segunda parte por delante en el marcador.  

El Atleti dio un paso adelante en la segunda parte y comenzó apretando al Real Madrid. Morata y Griezmann llevan el peligro al área blanca y sería, precisamente, el exjugador merengue el protagonista de la siguiente polémica resuelta por el VAR. El internacional español gana la espalda y bate con una vaselina a Courtois. 

Fuera de juego de Morata

Morata, que celebró el gol por unos segundos, arranca en fuera de juego y Estrada Fernández anula el tanto a instancias del videoarbitraje. Esta acción sirvió de aviso para un Madrid que había comenzado algo dormido el segundo acto. Solari puso a Bale por Vinicius, el mejor jugador sobre el Wanda Metropolitano y que provocó el penalti que originó el 1-2, quizá pensando en el duelo contra el Ajax de la próxima semana. 

Morata pide penalti de Casemiro

La batalla se endureció con entradas peligrosas de Lucas Hérnandez y Thomas sobre Carvajal y Reguilón, que después vio también amarilla, respectivamente. El partido era para el VAR y Morata reclamó un penalti de Casemiro. Sin embargo, se señaló la mano del delantero, que después fue sustituido por Kalinic. No hubo pena máxima y sí piscinazo del futbolista rojiblanco, que se mostró demasiado excitado e hipermotivado ante su exequipo. 

Bale sentencia y el Atleti se hace el harakiri

El Madrid reinó entonces en el caos. Primero con un Modric superlativo en el centro del campo y después con la sentencia de Gareth Bale. El galés recibe un balón del croata y cruza a la perfección. 1-3 con solo un cuarto de hora por delante. Solari se consagraba así en el banquillo blanco cuando acaba de superar los 100 días desde su llegada. 

Gareth Bale marca el tercer gol del Real Madrid al Atlético REUTERS

La puntilla al Atleti se la pegó Thomas con su segunda amarilla. El equipo de Simeone se quedaba con diez y es que la agresividad colchonera en la segunda mitad invitaba a apostar por una expulsión que finalmente sucedió. El Madrid, por su parte, demostraba que puede ganar cualquier título y que ha llegado en un estupendo punto de forma al tramo decisivo de la temporada.

Una vez recuperada la mejor versión de Benzema, Modric, Casemiro, Varane... el conjunto blanco tiene licencia para soñar con La Liga, con la Copa y hasta con 'La Decimowanda'. Entre Solari y Pintus, qué despliegue físico del equipo en el derbi, han sabido encajar las piezas para que la nave merengue despegue y vaya pasando por encima de rivales como Barcelona o Atlético con un gran juego. 

Atlético de Madrid 1-3 Real Madrid

Atlético de Madrid: Oblak; Arias, Giménez, Godín, Lucas Hernández; Correa (Rodri, 65'), Thomas, Saúl, Lemar (Vitolo, 59'); Morata (Kalinic, 71'), Griezmann.

Real Madrid: Courtois; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Reguilón; Modric, Casemiro, Kroos (Ceballos, 84'); Lucas Vázquez, Benzema (Mariano, 89'), Vinicius (Bale, 57').

Goles: 0-1, 16' Casemiro; 1-1, 25' Griezmann; 1-2, 42' Sergio Ramos (p.); 1-3, 74' Bale.

Árbitro: Estrada Fernández (Comité catalán). Amonestó a Lucas Vázquez (22'), Griezmann (24'), Giménez (41'), Lucas Hernández (58'), Reguilón (64'), Modric (66'), Morata (69') y Saúl (72'). Expulsó a Thomas (62' y 80').

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 23 de La Liga que se disputó en el Wanda Metropolitano (Madrid) ante 67.752 espectadores.