Ninho do Urubu, el centro de la tragedia del Flamengo que vio crecer a Vinicius

Ninho do Urubu, el centro de la tragedia del Flamengo que vio crecer a Vinicius

Fútbol FLAMENGO

Ninho do Urubu, el centro de la tragedia del Flamengo que vio crecer a Vinicius

La ciudad deportiva que se ha incendiado es unas de las cunas más prolíficas de Brasil, donde han salido jugadores como el '28' o Lucas Paquetá.

Noticias relacionadas

La tragedia vuelve a golpear al mundo del fútbol. En el centro de entrenamiento George Helal de Río de Janeiro, donde se encuentra una de las cunas más prolíficas del fútbol brasileño, ha habido varios muertos debido a un incendio en las instalaciones donde residían los jugadores jóvenes del club, que fue provocado por un aire acondicionado.

Si se habla de Flamengo, club que utiliza las instalaciones, cualquiera piensa en una de las mayores sensaciones del fútbol mundial en los últimos meses, Vinicius. El crack del Real Madrid se crió en dichos campos y según un tuit publicado por él mismo tras conocer la tragedia, pasó muchas noches en la residencia.

En Ninho do Urubu, como es conocida la ciudad deportiva, se empezó a entrenar un chico de 10 años que salía de un barrio muy pobre como es Mutuá en São Gonçalo. El pequeño Vinicius José nació en una de las zonas más humildes y dio el salto a la que en Brasil llaman la escolinha.

[Más información: Tragedia en el Flamengo por un incendio: 10 muertos, entre ellos seis canteranos]

Primeros pasos muy duros

La familia del '28' madridista hizo grandes esfuerzos para que el pequeño pudiese cumplir su sueño de ser futbolistas. Cada día de entrenamiento debía coger dos autobuses para recorrer los 20 kilómetros que separaban su vivienda del centro de entrenamiento. 

Tragedia en el fútbol brasileño: incendio en la ciudad deportiva de Flamengo E.E.

Cada día debía gasta 20 reales -lo equivalente a seis euros- para poder entrenarse, ya que hasta que no tuvo 14 años el club no le financió el transporte. Prueba del sacrificio de su familia es que su padre tuvo que mudarse a Sao Paulo para poder sufragar los gastos, incluso alquilaron una furgoneta para llevar a Vinicius del colegio a entrenar.

Los inicios del centro de entrenamiento

El sueño de un centro viene del presidente George Helal, que da nombre a las instalaciones y data de 1984. El dinero para construirlo se consiguió gracias a la venta de uno de los mayores ídolos de la historia del club, Zico, y su marcha al Udinese. Muchos criticaron la decisión del entonces máximo mandatario, ya que todos querían que el dinero fuese para fichar un gran jugador. 

Sin embargo, la idea era crear una gran escuela para jóvenes de entre nueve y 18 años que pudieran formarse tanto como atletas como hombres, según las palabras de Helal a Globoesporte en el 30 aniversario del centro. Finalmente se pudo cumplir el sueño del presidente y han conseguido que jugadores como Vinicius o Lucas Paquetá triunfen en el mundo del fútbol y lleven el nombre de Flamengo y del Ninho do Urubu por todo el mundo.