21 partidos, cinco goles y cuatro asistencias. Este es el notable balance de Martin Odegaard en las filas del Vitesse en lo que va de temporada 2018/2019. El futbolista noruego continúa dando pasos adelante en el fútbol holandés con un claro objetivo: regresar al Real Madrid y poder ocupar un hueco en la primera plantilla del equipo merengue. Prácticamente cada fin de semana el centrocampista es protagonista de una de las mejores jugadas de la jornada en la Eredivisie.

Noticias relacionadas

La última, este mismo fin de semana. Un golazo de lejos, después de irse de dos rivales, que finalmente fue anulado por el VAR por una falta en el comienzo de la acción. En los últimos meses ha acostumbrado a Holanda a una serie de regates a la altura de un futbolista top, así como de asistencias imposibles, como la que firmó de parábola contra el Excelsior.

Su paso por el Vitesse no es la primera aventura de Odegaard en la Eredivisie. Antes ya militó en el Heerenveen, donde permaneció durante dos temporadas (2016/2017 y 2017/2018), superando en ambas la barrera de los dos mil minutos. Sin embargo, en el presente curso, pese a haberse disputado tan solo la mitad de la campaña, el noruego ya ha mejorado sus registros tanto goleadores como en el rol de asistente de los dos años anteriores. Toda una muestra de su crecimiento.

Odegaard celebra un gol con el Vitesse

Esta progresión a lo largo de los últimos meses son su principal aval para un hipótetico regreso al Santiago Bernabéu el próximo verano. El pasado verano, el centrocampista ya fue uno más en la expedición madridista, a cuya cabeza iba Julen Lopetegui por aquel entonces, durante la ya tradicional gira de pretemporada por Estados Unidos. Sin embargo, el técnico vasco se decantó por un Fede Valverde que ha ido teniendo minutos, en especial desde que Santiago Solari sustituyese al exseleccionador nacional tras su destitución.

Odegaard quiere un sitio

Martin Odegaard es consciente que la competencia en el Real Madrid es feroz y que en el conjunto merengue hay un gran número de centrocampistas. Sin embargo, su sueño permanece intacto. Muchos son los clubes que le han intentado seducir desde que comenzase a despuntar con tan solo 16 años, pero él continúa apostándolo todo al blanco.

Así lo ha asegurado recientemente el propio futbolista. "Podría ir a muchos clubes, pero el Real Madrid es un sueño. Es el club más grande del mundo y la mejor opción para mí", ha comentado un Odegaard que no sigue esperando que su momento llegue lo antes posible. También ha apuntado que "esperaba más", pero que fue un paso de gigante pasar de jugar en el Stromgodset a hacerlo junto a Sergio Ramos y Cristiano Ronaldo.

Odegaard, en el Stromsgodset Reuters

Odegaard cree que el club de Concha Espina es la mejor opción para llegar a lo más alto. En su día ya rechazó a varios de los equipos más importantes del Viejo Continente como Liverpool o Bayern Múnich. De carácter al más puro estilo escandinavo, el centrocampista noruego se define como una persona sobria. No le gustan las atenciones excesivas ni que se creen expectativas sobre su progresión. Pero su talento habla por sí solo, un talento que el Madrid quiso dejar bien atado pese a haber encadenado varias cesiones en los últimos años. 

Medio año para ganarse un hueco

Todavía queda mucho para que dé comienzo la ventana de transferencias del periodo estival. Una etapa en la que varios futbolistas dejarán el Real Madrid, mientras que otros llegarán para reforzar el plantel merengue. Algunos cedidos podrían volver para quedarse, mientras que otros continuarán jugando lejos del Santiago Bernabéu o incluso siendo traspasados a título definitivo. Lo que es seguro es que Martin Odegaard encara el segundo tramo de la temporada como una contrarreloj para hacerse un sitio definitivo en la casa blanca.

[Más información: Odegaard: "Fue genial tener a Zidane, pero no era bueno para tu confianza..."]